No fue inaugurada la nueva Comunidad Penitenciaria Fénix-Lara

Hubo mucho movimiento militar y del Ministerio de Servicios Penitenciarios en las adyacencias de la zona.

Familiares de privados de libertad, consejos comunales y ciudadanos se hicieron presentes desde tempranas horas de la mañana de ayer, para la inauguración de la nueva Comunidad Penitenciaria Fénix-Lara por parte de la ministra de Servicios Penitenciarios, Iris Varela y el presidente de la República, Nicolás Maduro, pero luego de ocho horas de espera, fueron informados que el acto fue suspendido hasta nuevo aviso.

Se conoció que la ministra Varela sí se encontraba dentro de las nuevas instalaciones, atendiendo a los reclusos que han sido trasladados de diferentes penales del país y de Uribana.

Sin embargo, pasaron las seis de la tarde y los familiares de los privados de libertad gritaban desde la parte de afuera, donde están las rejas: “Ministra salga para atendernos por favor”, pero hasta esa hora, no había salido del recinto.

De igual forma, muchos de los ciudadanos y consejos comunales se quedaron esperando al presidente de la República Nicolás Maduro.

Algunos con sus carpetas en manos y otros con sus papeles llenos de peticiones. Aunque se pudo apreciar que funcionarios del Ministerio de Servicios Penitenciarios (MSP) y representantes del despacho presidencial recolectaron la mayoría de las cartas enviadas por las personas.

En las adyacencias de la zona donde se encuentran la nueva Comunidad Penitenciaria Fénix-Lara y la antigua Uribana había mucho movimiento militar, del Ministerio y policial.

Piden revisiones
de expedientes

El día de ayer, los familiares de los reclusos, manifestaron que “estamos aquí desde las ocho de la mañana para pedirle a la ministra Varela que revise los expedientes de los privados de libertad de Lara”.

Indicaron que la última vez que Varela visitó Uribana, les otorgó beneficios y libertad con el Plan Cayapa a los reclusos que llegaron desde la cárcel de Sabaneta y no atendió a “los guaros”.

También informaron que muchos de los reclusos larenses tienen retardos procesales.
“Un grupo de privados que se encuentran en el Destacamento de Seguridad Urbana de Lara fueron traídos para el Fénix el pasado lunes y no los recibieron, pero a los de Mérida sí.

Ellos son seres humanos y necesitan estar en un lugar mejor”, mantuvieron los familiares y así mismo, refirieron que con el nuevo régimen penitenciario salieron de los pranes, pero ahora están los funcionarios que los maltratan a cada instante tanto a sus parientes reclusos como a ellos.

Otros familiares también señalaron que quieren que trasladen para el penal de origen a sus parientes “guaros” que están privados de libertad en Barinas. “Nosotros gastamos muchos dinero viajando todas las semanas, antes pagábamos la causa, pero ahora son los pasajes y las comidas”.

Les hicieron un llamado a la ministra Varela que por favor reciba y traslade a los demás reclusos larenses, para poderlos tener más cerca y visitarlos con tranquilidad. La mayoría son sobrevivientes de la masacre de Uribana y de Sabaneta.

Con el paso de las horas, se retiraron con la esperanza de lograr que sus cartas y peticiones sean recibidas por la ministra de Servicios Penitenciarios y el Presidente de la República.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios