210 formas de amar a la fauna silvestre y autóctona

Durante todo un año, el Parque Zoológico y Botánico Bararida se ha trazado como principal meta la sensibilización ambiental, reforzando el sentido de pertenencia hacia los recursos naturales presentes, no sólo dentro del zoo sino en todo el territorio nacional.

Bajo esta premisa, se han embarcado en la campaña “210 formas de amar”, tomando en cuenta el número de especies que habitan en el zoo, un proyecto que integrará a la comunidad en general a la materia ambiental, prestando especial interés en el respeto a la fauna, su conocimiento e importancia ecológica, en beneficio de una sociedad de mayor inclusión y tolerancia.

“Más que un zoológico, 210 formas de amar” es el lema del ZooBararida, en su nueva campaña que busca reforzar el sentimiento de pertenencia hacia estas 210 especies que resguarda y lo hace referencial por ser el zoológico con la mayor cantidad de fauna de Venezuela, traduciéndolo en un logo colorido que retoma la alegría y la pasión por la biodiversidad que lo integra.

Su director general, José Luis Coello Mendoza, invitó a la colectividad a ser parte de esta campaña enviando mensajes a través de las redes sociales. “Todos pueden participar, pueden escribirnos un correo con 140 caracteres a nuestras redes sociales o correo: @ParqueBararida y [email protected], ese mensaje quedará plasmado en las paredes de los ambientes y exhibidores del parque junto a sus datos personales de las personas que enviaron sus mensajes”.

El Ing. Mauro Valor, gerente de la división de educación ambiental del Parque Zoológico y Botánico Bararida, explicó que la campaña es una manera de reforzar todas las actividades que se desarrollan dentro del zoo con la interacción de las comunidades, buscando la integración del hombre con los animales.

“Queremos acercar al público realmente a los animales, que conozcan la fauna que convive en el parque, aprendan sus características y sobre todo comiencen a protegerla, con información de primera mano de los especialistas que laboran en el zoo y están constantemente en contacto con estos animales. Queremos que las personas tengan un sentido de pertenencia hacia los seres vivos”.

Tres fases de interacción

La campaña educativa estará dividida en tres fases, la primera de ellas estará desarrollada en actividades lúdico-recreativas a la comunidad, al conocimiento e integración hacia la fauna, lo cual repercute en el acervo natural y respeto a la diversidad biológica.

Para ello, se llevarán a cabo actividades como al Zoo Álbum, donde los niños desde temprana edad estarán más cerca de los animales y conocerán la diferencia entre la fauna silvestre y doméstica.

Además, se realizará una bitácora ambiental, un recorrido interpretativo de los diferentes ambientes del parque zoológico donde los visitantes podrán conocer más acerca de las exposiciones, alimentación de los animales y cuidados de los mismos. Asimismo, se dictará un taller de observación de aves, ilustrativo e interpretativo de las características físicas y funcionales de las aves, con la finalidad de conocer las especies de manera vivencial y práctica.

Bionoctámbula, una visita guiada nocturna al parque para conocer los hábitos de las especies nocturnas y su aporte al ecosistema global.

También habrá tardes de fábula con un encuentro de historias narradas por títeres que buscan acercar a los niños a la actividad cultural de la mano con el ambiente y Sigue la pista, una actividad que consiste en conocer a fondo los animales que se encuentran en semi cautiverio dentro del parque, para observar sus hábitos, alimentación, características y hábitat.

Para los fines de semana, los visitantes del zoo podrán realizar un recorrido más detallado del parque, de una manera más directa con muestras de alimentación de algunas especies como caimán, chimpancé, manatí y otros aspectos que muestren cómo el zoológico cuida y garantiza la supervivencia de sus especies a través del conocimiento, entrega y atención.

“Lo importante es que las personas conozcan a las diversas especies y sepan por qué animales pertenecientes a la fauna silvestre no pueden ser mantenidos en los hogares, sepan cuál es su alimentación y en qué hábitat se mantienen. Es una forma de evitar el tráfico ilegal de fauna e incentivar el cuidado de sus territorios”, explicó Valor.

Posteriormente durante la fase dos de la campaña, se pretende llevar hasta los diferentes medios de comunicación el mensaje de conservación de la fauna silvestre, con embajadores quienes masificarán el proyecto, también se elaborarán micros de ambiente y actividades en pro de la naturaleza dentro del zoo, realizados por personal del parque.

Dentro de la tercera y última fase de esta campaña se comtempla la investigación de temas referentes a las 210 formas de amar y su connotación desde la biodiversidad a lo social y se creará un espacio de exposiciones que muestren el amor del reino animal y el ejemplo que puede ser aplicado a los seres humanos.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios