Llevan más de diez años esperando por un liceo

Los alumnos de la escuela nacional Guayauta, mejor conocida como el liceo de Humocaro Alto, así como docentes y representantes, se cansaron de los engaños de que han sido víctimas con respecto a la construcción de la sede para esa institución.

Durante una semana los estudiantes la mantuvieron tomada,reclamando atención por parte de la Zona Educativa al grave problema de hacinamiento que confrontan.

En sus gestiones han contado con el apoyo de padres y representantes, muchos de los cuales llevan hasta diez años luchando para que el gobierno nacional construya el tantas veces prometido edificio.

Aurora Alvarado es una de ellas. Dos de sus de sus hijos estudiaron el bachillerato en la Guayauta, pero ella sigue preocupada por una estructura digna para los 800 alumnos de la matrícula actual.

Recuerda que hace más de diez años lograron la dotación de un terreno en el sector Miraflores y posteriormente dos partidas millonarias, una de las cuales fue utilizada en la cancelación de las matas de café y otras bienhechurías a un grupo de personas que lo habían invadido instigados por unos concejales.

Informa que hace siete años desde la gobernación hubo un aporte de una partida por dos millardos, los cuales fueron “bajados” al consejo comunal Arenales.

¿Y qué se hizo con ese dinero?, preguntamos a la señora Alvarado.

Si nos ponemos a ver, nada, a excepción de un movimiento de tierra en el lugar donde se tiene prevista la construcción de la sede del liceo.

“Esta ha sido una lucha de unos veinte años porque los niños de Humocaro Alto y caseríos vecinos tenían que irse a estudiar a Humocaro Bajo porque la escuela Guayauta, que era sólo para primaria, no tenía cupo.

Para que este año escolar los representantes lograron dos casas en la zona donde se ubicaron dos secciones de tercer año, pero no encuentran dónde ubicar otras.

También recuerda Aurora Alvarado que el terreno de 17 hectáreas lo compró la gobernación durante el mandato de José Mariano Navarro, no sólo para el liceo sino también para algunas viviendas.

Otros representantes temen que, por razones estrictamente políticas, intenten nuevamente invadir el lugar y se dificulten aún más las posibilidades para que los niños y adolescentes de Humocaro Alto puedan disponer de una estructura adecuada donde estudiar.

Les llama poderosamente la atención que ni el alcalde Palma ni los concejales del municipio Morán, así como tampoco los diputados, han mostrado interés alguno en que el proyectado liceo para la población se haga realidad.

No se descartan otras acciones por parte de estudiantes, docentes y representantes para llamar la atención de las autoridades educativas.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios