Con humor se entienden mejor las cosas

Basta del Stand Up Comedy. Para Laureano Márquez es el turno de Sit Down.
El humorista cambia de formato en el escenario ¿la razón? Esa creencia del venezolano que para dar malas noticias pide a la gente “estar sentado”.

Y como para el mal tiempo se necesita buena cara, Laureano Márquez estrenará en Barquisimeto el monólogo Sit Down, otro recorrido agudo por nuestra idiosincrasia y las realidades.
Mañana a las 8.00 pm se presentará en el Hotel Jirahara.

“Necesitamos encontrarnos en el humor, en la posibilidad de ser mejores y tener esperanza; esa que se construye y que nos invita a esperar un mundo más noble… podemos y tenemos la capacidad de construirlo”.

Para el también guionista la burla no es humor. El humor está relacionado con la inteligencia.
“El humor se ocupa de las cosas serias. Entiendo que está a la altura de la filosofía y de la religión: trata de lo trascendente de las personas. Para mí, es uno de los rasgos que definen al ser humano”.

Noche de catarsis

“Desde la comodidad de una silla hará su tradicional rutina. Pero que no se piense que es sólo un asunto de confort. No. En parte, estará sentado porque así es que se dan las malas noticias, y la situación del país no da para estar de pie”, reseña la página hoyquehay.net.

El guión de Sit Down invitará a los guaros a reflexionar.

El comediante tejerá anécdotas propias y relatos “prestados” que recopilan el sentimiento de un país contradictorio, impredecible y siempre feliz.

“Aquí pasan 50 cosas graves cada 24 horas, pero aquí nadie se suicida. Es que, ¿quién va a querer perderse el final? Este es un país raro pero apasionante… ante todo los venezolanos estamos con la carcajada a flote”.

Sostiene que la felicidad es nuestro valor desde hace siglos.

Márquez alternará entre sus amargas experiencias con la delincuencia, ilustrará las vicisitudes del ciudadano de a pie, las crisis y los sueños que nos unen.

El público hará catarsis en esta recopilación en clave de chiste.

Será un recorrido por la historia de Venezuela que vio su primer acto de corrupción “con la llegada de Cristóbal Colón”. Es cuestión de herencia, agrega.

Los próceres tampoco quedarán a un lado en la puesta en escena del politólogo egresado de la Universidad Central de Venezuela.

El humor es terapeútico

Según Márquez el humor es una aventura.

“Nos ayuda a sobrellevar la vida. Incluso el humor mejora la salud, produce endorfinas y hasta es anestésico natural. La palabra humor es de origen médico, está relacionada con los fluidos del cuerpo”.

Bajo esa premisa quiere hacer una terapia de la risa en esta ciudad, luego de que triunfara con otro par de obras recientes como lo son Yo no y La Gala de la Risa.

Márquez dejará de estar en pie en tarima para tomar una silla y llegar al corazón de la gente con su relato sobre “el país de antología”.

Quienes deseen asistir al estreno de Sit Down en el Hotel Jirahara pueden cominicarse a los teléfonos 0251-717.3982 o 0414-523.5225.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios