La mascota perfecta para ellos

Por muy tiernas e inofensivas que parezcan, no todas las mascotas son buenas con los niños, pues hay algunas a las que se les hace difícil aceptar que ya no son los toñecos de la casa, muchas a las que les cuesta acatar órdenes, otras desordenadas o de mal genio e, incluso, hay unas cuantas que pueden transmitir enfermedades peligrosas, por lo que resulta conveniente evitar el contacto con los chiquitos de la casa.

Es por esto que, a pesar de que cada animalito tiene su encanto particular, lo ideal es que escojamos a nuestra mascota de acuerdo a sus puntos positivos, siendo uno de los más importantes el hecho de que pueda llevársela bien con nuestros hijos, así como cuidarlos, respetarlos, acompañarlos y protegerlos.

Aunque lo más seguro es que hayas hecho una buena elección, nosotros trataremos de orientarte un poco en caso de que tengas dudas, por lo que te daremos ciertos datos y consejos que debes tener presentes a la hora de comprar, adoptar o aceptar un animalito nuevo en tu hogar, pues no importa si ese personaje es grande o chiquito, juguetón o tranquilo, lo ideal es que sea incapaz de hacerle daño a tus hijos, sobre todo si estos aún son pequeños.

Puntos a considerar

Tal y como aseguran los expertos, la selección de una mascota debe hacerse cuidadosamente y en dependencia de ciertos puntos importantes que los adultos deben considerar antes de permitirles entrar al hogar, algunos de ellos son:

– Discernir si el nuevo integrante será exclusivamente de los niños, pertenecerá a toda la familia o si sólo fungirá como una especie de vigilante peludo.

– En caso de que sea un regalo para los más chiquitos, debes asegurarte de que estén en una edad acorde para responsabilizarse del cuidado del animalito y de que puedan defenderse solos en caso de que, por una u otra razón, los ataque.

– Luego, debes definir qué tipo de mascota quieres en tu hogar.

– Una vez seleccionada, lo ideal es que investigues acerca de sus características, necesidades y cuidados básicos.

– De acuerdo a sus exigencias, es importante que estudies tu presupuesto, para así saber si puedes o no tenerlo en casa.

– Finalmente, debes evaluar las áreas y espacios del lugar donde estará y determinar qué ambiente es el más indicado para la mascota que escogiste.

Ten siempre presente…

Cada animal tiene unos requerimientos de cuidado bien específicos que, además de mantenerlos sanos, limpios y en perfectas condiciones, los diferencia de los demás, pues tal y como te imaginarás, no todos necesitan las mismas cosas. Por este motivo, te daremos unos pequeños datos para que conozcas mejor a tu mascota y ciertos consejos que te servirán para darle una mejor calidad de vida:

– Hámster: Una de sus ventajas es que no requiere de grandes espacios para vivir, sino que por el contrario es feliz en su pequeña jaulita. Sus platillos favoritos son las semillas, las frutas y las verduras frescas. Su vida es relativamente corta, pues sólo alcanzan a vivir unos dos años y medio y no padecen de enfermedades que nos puedan transmitir. Sin embargo, estos ratoncitos no deberían estar en manos de niños pequeños, ya que son muy escurridizos y suelen morder si los agarras  bruscamente o los molestas durante su siesta.

– Gatos: A pesar de que este animal tiene mirada malvada y uñas largas, es una buena mascota para cualquier niño, aunque los más pequeños deben ser vigilados para evitar arañazos repentinos. A los cachorros debes vacunarlos contra la rabia y desparasitarlos mensualmente, mientras que en los adultos lo ideal es hacerlo cada 3 o 4 meses. Es importante evitar el contacto con sus heces, pues a través de ellas puede transmitir toxoplasmosis. No olvides lavar una vez a la semana su platito de comida con agua hirviendo y no pierdas tiempo intentando bañarlos, ya que que ellos se limpian solos.

– Perros: Es la mascota más común de todas, el mejor amigo del hombre, el compañero fiel de los niños y el guardián más aguerrido de nuestro hogar. En primer lugar, debemos asegurarnos de escoger la raza que más nos guste, para luego educarlos desde cachorros y evitar así problemas de conducta más adelante.

Un punto importante a considerar es el tamaño, pues los más grandes suelen ser de buen carácter pero no miden su fuerza a la hora de jugar, mientras que los pequeños son un tanto intolerantes y cascarrabias pero no representan un peligro durante el juego. La enfermedad más peligrosa que transmiten es la rabia, por lo que debemos vacunarlo anualmente contra ella y desparasitarlo interna y externamente con regularidad.

– Tortugas: Las de tierra llegan a vivir más de 25 años, pueden estar libres en el patio de la casa y sólo necesitan de hojitas verdes, grama o flores para alimentarse, pero no estaría de más que les dieras un poco de atención poniéndoles vegetales. No te asustes si algún día no la encuentras, pues suelen enterrarse de vez en cuando y desaparecer por un tiempo. Por el contrario, las de agua necesitan de mayores cuidados, lo ideal es que vivan en una pecera de vidrio o plástico que tenga filtro y motor oxigenador para el agua y no son recomendadas para los niños pequeños porque podrían transmitirles salmonellas y morderlos.

– Conejos: Ellos son felices si los dejas sueltos en el patio y, aunque también pueden vivir sin problemas dentro de una jaula, lo ideal es que les des la libertad que tanto les gusta, pues son animales inquietos a los que les encanta andar brincando por todos lados. Su tiempo de vida es de unos 8 a 10 años y los puedes encontrar gigantes y gordos o pequeños y menudos, los cuales resultan mejores mascotas. Su alimentación es sencilla, pues sólo requieren de hierba fresca, pasto, verduras o cereales para mantenerse             en forma.

– Aves: Los pajaritos pequeños como canarios o cardenales no son tan buenas mascotas pues, aunque sean lindos y coloridos, no resultan para nada divertidos porque no se puede jugar con ellos libremente, ya que es prácticamente imposible sacarlos de sus jaulas. Por el contrario, los grandes como loros y guacamayas pueden estar sueltos entre las ramas de los árboles, son fáciles de domesticar, se dejan tocar o cargar y son súper chistosos cuando repiten palabras. Sin embargo, no todo es color de rosas, pues estas aves pueden picotear, clavar sus largas uñas y transmitir Psitacossis, por lo que debemos mantener a nuestros niños vigilados.

El ideal para tus hijos…

Golden Retriever: Dócil, inteligente y cariñoso

Perro de agua portugués: Enérgico, afectivo y excelente nadador

Poodle: Activo, divertido y buen compañero

Maltés: Afectuoso, manso, inteligente y hogareño

Rottweiler: Leal, obediente, muy buen guardián y tranquilo

Shih Tzu: Dulce, consentido y cariñoso

Bulldog Francés: Sociable, juguetón, entusiasta y activo

Gran Danés: Amigable, obediente y manso

Yorkshire Terrier: Afectuoso, fiel y pasivo

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios