Ortega repunta en Abierto de Golf

El carabobeño José Daniel Ortega fue el primer líder del IV Abierto de Barquisimeto para ceder luego, al igual que muchos por lo “dificíl de la cancha y el viento”, pero en la última ronda, con gran repunte, llevó a sus enemigos bajo constante presión por su consistente actuación, hasta forzar a un par de hoyos extras con Diego Larrazábal, al que finalmente sometió para quedarse con el triunfo.

Ortega, acudió a la gran final distanciado tres golpes de Larrázabal (139-142) después de haber jugado para 74 en la segunda ronda con apenas un birdie y cuatro bogey.

Su recorrido sabatino lo llevó hasta el octavo hoyo bajo el par de la  cancha. En el noveno sumó a su favor un birdie y se acercó, situación que repitió en el hoyo 16 cuando elevó la presión sobre Larrazábal, quien tuvo la ocasión de sentenciar la contienda a su favor en ese mismo hoyo con un birdie, lamentablemente falló y así concluyó en paridad con Ortega, 211 impactos cada uno.

Ambos, Ortega y Larrazábal rebasaron sin dificultad el primer hoyo de desempate, pero en el segundo, el nuevo campeón de Barquisimeto al relevar al zuliano Otto Solís ejecutó un espectacular birdie y así se quedaba con el pote mayor de los 475 mil bolívares de premiación.

El larense Denis Meneghini quien cumplió el recorrido del último día con los mismos golpes de Ortega, 69, finalizó tercero en la cita. Meneghini sumó hasta cinco birdies, acción contrarrestada por los tres bogey en que incurrió para ceder en sus pretensiones de quedarse con la diadema.
El aficionado Alejandro Restrepo concluyó en la cuarta casilla con el mismo  número de golpes que Juan Carlos Berastegui, 213, pero también hizo suya la modalidad de scratch, en la superó a Daniel Rivas.

Entre las damas, María Fernada Traboulsi se distinguió como la campeona gross y Fabiana Cardozo hizo suya la condición de neto.
En primera, Hendrick Álviarez, remató con éxito la actuación de los días previos hasta sumar 244 impactos para meter en sus alforjas el título correspondiente al gross y Juan Torres el de neto.

Álvaro Rovati (gross) y Homero Giménez (neto) se lucieron como los mejores en la segunda división, mientras que en tercera lo hicieron José Izturis (gross) y Fernando Alvarado (neto).

Stephan Guillén (gross) y Miguel Pérez (neto), comandaron la clase ejecutiva, premiaciones que recibieron al final de la tarde sabatina en las instalaciones del Barquisimeto Golf Club, anfitrión de la contienda nacional que reunió alrededor de 60 profesionales y un poco más de 300 aficionados.

Ortega suple en el trono al zuliano Otto Solís quien venía de conseguir el título en las ediciones dos y tres porque Wolmer Murillo, como buen anfitrión se anexó la edición inicial de un evento válido para el ranking nacional de profesionales.

Solís, en esta oportunidad no tuvo la mejor de las suertes, especialmente en la segunda fecha y concluyó en la casilla 12, distanciado a 11 golpes de los líderes.