Con voz propia – Aquellos Comacates del 4-F

Veintitres años se cumplen de  la pesadilla que durante 12 horas padeció Venezuela el 4 de febrero de 1992 cuando intentaron golpe frustrado por institucionales Fuerzas Armadas (FAN) los Comacates (5 comandantes, 14  mayores, 54 capitanes, 67 tenientes; 65 suboficiales, 101 sargentos  y 2.056 soldados). Los lideró Hugo Chávez Frías a quien se unieron Jesús Urdaneta Hernández, Jesús Ortíz Contreras, Yoel Acosta Chirinos y Francisco Arias Cárdenas.

El motín se dió en Caracas, Maracay, donde operaban los 4 primeros nombrados; Maracaibo, donde el quinto apresó al Gobernador Oswaldo Álvarez Paz y familia en su residencia; Valencia y San Juan de Los Morros.

Magnicidio que por ahora usan de muletilla, se atribuye a  irrupción de 18 tanques en Miraflores y sanguinario asalto a La Casona, que mandó el capitán Miguel Rodríguez Torres.

De allí salió el Presidente Carlos Andrés Pérez (CAP) a Palacio donde se topó con Luis Alfaro Ucero, dirigente de Acción Democrática y Virgilio Ávila Vivas, Ministro del Interior. A las 11:50 pm del día 3 irrumpieron 18 tanques. El Jefe de la Casa Militar, vicealmirante Iván Carratu Molina logra sacarlo y llevarlo a Venevisión, donde acusó la asonada.
“Golpistas intentaron asesinarme”.

Acuerdo de repudio tenía listo el Parlamento, pero discurso del senador Rafael Caldera, lo impidió: “No considero justo el que se afirme de manera tan absoluta, que el propósito de los culpables de la sublevación haya sido el asesinar al presidente”. Afirmó “que esto que estamos enfrentando responde a grave situación que está atravesando Venezuela… la vitrina de exhibición de la democracia… la han roto la culata de los fusiles y los instrumentos de agresión que manejaron los militares sublevados”.

Febrero ha sido mes de luchas. En 1983 se produjo el llamado viernes negro, cuando el bolívar sufrió la considerada abrupta devaluación; en 1989 el Caracazo, en el cual actuaron contra el pueblo los ahora insurrectos. Inflación, pérdida de poder adquisitivo; corrupción; deterioro de FAN fueron pretextos de insurgentes.

Primera llamada solidaria recibió CAP de Fidel Castro, quien al día siguiente ratificó en carta:

“En este momento amargo y crítico, recordamos con gratitud todo lo que has contribuido al desarrollo de relaciones bilaterales entre nuestros países y tu sostenida posición de comprensión y respeto hacia Cuba.

Confío en que las dificultades sean superadas totalmente y se preserve el orden constitucional, así como tu liderazgo al frente de los destinos de la hermana República”.
Ejército pidió al Concejo de Caracas 250 fosas para sepelios; pero oficialmente se informó que hubo más de 50 muertos (17 soldados) y 50 heridos. Cuantiosas las pérdidas materiales.

A las 11 am del 4F se entregó Chávez y llamó a rendición.

Detenidos 1.089 militares y de  inmediato se propuso amnistía. El mismo CAP otorgó sobreseimientos. El sucesor Ramón J. Velásquez los continuó y terminó Rafael Caldera en marzo 1994.

Comacates eran de escasos recursos y hoy, con honorables excepciones, son multimillonarios.
Al margen. Trato de paisano da ex presidente colombiano a Nicolás Maduro. También señaló que su colega Ernesto Samper, no tiene visa para EEUU, por vinculación con narcotráfico.

[email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios