El arte es otro modo del amor

Los artistas celebran su día en conmemoración de los 126 años del natalicio de Armando Reverón, el Pintor de la Luz.

Hoy también, las madres se suman al festejo, por lo cual el verbo crear se ajusta como anillo al dedo al par de efemérides.

Se dice que detrás de todo gran hombre hay una gran mujer, por lo cual este especial se centra en el aporte que par de mujeres realizan a la carrera de sus esposos, dos reconocidos artífices de la paleta larense y de proyección internacional como lo son Ramón Chirinos y Jesús Pernalete Túa.

También se destaca en este sencillo reconocimiento la labor del joven pintor Alberto Riera, quien ha sabido posicionarse en el difícil mundo de la plástica.

Por su parte, los tres hijos de Pernalete Túa, Jesús Alejandro, Jesús Eduardo y Jesús Fernando, se han inspirado en la obra de su padre para difundirla a través de objetos más accesibles al público, como los forros para celulares.

Detrás de estas reconocidas figuras y entusiastas jóvenes resaltan dos mujeres quienes, aunque estén de bajo perfil, sostienen como columnas todo un camino andado y el que falta por andar.

Son madres, amas de casa, esposas, amigas incondicionales, confidentes y conocedoras de las costumbres, mañas, ritos, virtudes defectos y necesidades de sus maridos e hijos. Son, sin duda alguna, compañeras de vida y carrera.

Encontrar a Ramón con Leida y a Jesús con Yajaira en cualquier evento relacionado con la plástica, es prácticamente una tradición.

Chirinos y sus dos amores

El maestro Ramón Chirinos y su esposa Leida Riera se conocieron en Carora mientras laboraban en la misma institución educativa.

Hoy día celebran 37 años de matrimonio. Tienen dos hijos: Alberto y Jesús.

“Cuando conocí a Ramón observé que su vida no era fácil. Sufría dentro de ese mundo. Pareciera ser un oficio sencillo, pero no lo es”, hay que tener vocación”, expresó la señora Leida, quien afirmó que poco a poco se enamoró de ese universo multicolor.

Comentó que una de las situaciones más difíciles es cuando padre e hijo exponen al mismo tiempo.

“Acompaño a mi esposo porque Alberto es joven y tiene camino por recorrer”.

Alberto Riera, sin proponérselo, se convirtió rápidamente en un artista reconocido. Sus distintas series, inspiradas en temas ecológicos, han ocupado importantes galerías y espacios a escala regional, nacional y local.

“Yo decía que nunca me mancharía las manos de pintura pero la lengua es el castigo del cuerpo. Todo comenzó en Nueva York, bajo la guía de la pintora Elba Damast”.

Su madre al inicio no lo aceptó.

Con un artista en casa era suficiente.

“Dije que no porque el oficio no es fácil. Pero Alberto insistió y perseveró. Alberto tiene la permanente necesidad de crear”.

En esa gran aventura de Ramón y Alberto la señora Leida ha sido y es un pilar fundamental.

“Cuando nos enamoramos le dije a Leida que tenía otro gran amor, que era la pintura, desde entonces está pendiente de detalles que uno no ve”, dijo Chirinos.

“Mi mamá nos dice que no sabe de arte y composiciones, pero es nuestra fortaleza”, añadió Alberto.

Todos los sacrificios valieron la pena. El hogar es apoyo incondicional en cualquier circunstancia, apuntó la esposa de Chirinos.

Se destaca que Alberto Riera expuso recientemente en la galería Gerónimo Art Opening de Panamá. La individual Flores Latinoamericanas, integrada por 22 obras, se exhibirá también en galería de Estados Unidos.

Trazos con sentido social

Jesús Pernalete Túa y Yajaira Nadales tienen 26 años de casados. Se conocieron en Pedraza, estado Barinas, en la universidad.

Juntos fundaron Creatium hace 10 años, una institución que resalta la exitosa premisa de la Educación por el Arte.

“Esta relación tan cercana con las artes plásticas me ha hecho muy feliz. Es muy enriquecedor el trabajo que hacemos con los niños. Yo decidí dedicarme al hogar, mi misión de vida ha sido dedicarme a mis hijos y a mi esposo. Siento una enorme paz interior”.

Jesús contó que al llegar a Barquisimeto emprendió de la nada esa metodología que consiste en estimular el pensamiento creativo a través de las artes, como toda una institución.

En ese proyecto de vida destacó el respaldo de la Fundación Juan Carmona y de los diversos medios de comunicación.

El artista se siente profeta en su tierra porque no ha tenido dificultades para proyectar el método y mucha gente se ha involucrado con el proyecto a través de la Fundación Paz Positiva y el movimiento ciudadano Esperanza Activa.

La iniciativa, por supuesto, estuvo respaldada por su esposa.

“Yo admiro mucho a mi esposo, todo lo que se propone lo alcanza. Para mí ha sido un maestro. Jesús es muy asertivo. Apoyo siempre sus decisiones y lo acompaño. Más que un consejo, estoy a su lado”.

En dos palabras Jesús describe el significado de Yajaira en su carrera: apoyo incondicional.

“El artista es la cara visible pero detrás del artista está una familia que muchas veces se amolda a la personalidad y compromisos del pintor y eso es muy valioso. De esa manera las posibilidades para desarrollar la carrera se multiplican.

Yajaira siempre me da el soporte logístico, afectivo y familiar para que desarrolle mi técnica y los diferentes proyectos sociales en estos momentos tan críticos, en los que existen diversas carencias y los niños y niñas llevan la peor parte”.

Amplia agenda

Hoy, a propósito del Día del Artista Plástico, puede visitar la sede de Cortulara (carrera 19 con calle 25), donde se exhibe la exposición de Esteban Castillo y César Andrade.

De igual modo, en el Museo de Barquisimeto, se inauguró la muestra Los seres invisibles de la colección de la Casa Grande, en la sala 1.

En la sala 3, El alma de las cosas, individual de la artista larense Rosa Canelón.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios