La vocación detrás de una emergencia

“Aló, acaban de atropellar a un señor en la calle 59 con Pedro León”, otra llamada indica que una dama se desmayó en una cola en la avenida 20, son 3.500 llamadas de que se reciben a diario en el Servicio de Emergencia 911 de Lara. Las mismas hacen correr a: Juan Pablo Colmenárez, Juan Carlos Oropeza, Luis González, Víctor Ortiz, Fernando Giménez, bajo el mando del supervisor Domingo Rodríguez; los seis efectivos del 911 que andan en las calles en sus motos, prestando sus servicios.

El servicio de Emergencia 911, anteriormente se limitaban a avisar a los cuerpos de seguridad, de lo que pasaba, aunque tenía su Brigada Pre-Hospitalaria. Con cuatro ambulancias acudía a atender algunas emergencias, pero siempre perdían viajes, con falsas alarmas. A través de una iniciativa del director de dicho organismo se creó hace cuatro meses el servicio de motorizados, integrado por seis funcionarios, entre ellos dos paramédicos; sirvió para brindar esa primera atención y llamar la ambulancia de ser necesaria.

La Brigada Motorizada del 911, ha sido de gran ayuda y única en el país, en sus cuatro meses han atendido 266 emergencias, son un promedio de tres a cuatro atenciones diarias, informa Gabriel Escandón, director del servicio de emergencia de Lara.

Con gran vocación y mística trabajan los seis jóvenes del 911 que salen en la calle en motos… están preparados para todo, pues son los primeros en llegar al sitio de un suceso. Antes de las 8 de la mañana estos muchachos están preparados, con su uniforme negro, con caqui, su chaleco del 911 y sus cascos abordan sus motos en espera del aviso de una emergencia.

Por ahora trabajan hasta las 5 o se llegan a extender a las 6 de la tarde, dependiendo de cómo este el día. Siempre almuerzan tarde y en la mayoría de las ocasiones quedan con su comida en la boca, pues los llaman para una emergencia, la dejan de un lado y se van hacer lo suyo.

Colas y accidentes

Los accidentes de tránsito es la principal emergencia que atienden los funcionarios del Servicio de Emergencia 911. La segunda atención es en las colas que se hacen a diario en los distintos establecimientos comerciales, para adquirir productos de primera necesidad, son las que más le han dado trabajo a la Brigada Motorizada del 171, y es que de todas las llamadas que se reciben a diario, al menos 50 son por problemas en colas. Que si se cayeron a golpe y está una persona lesionada, otra que no aguantó las horas y se deshidrató o se desmayó, así mismo pasa en la colas que se hacen en las entidades financieras, con el cobro de la pensión. Los funcionarios están preparados porque en la 20, una de las cosas que más hacen es medir la tensión arterial.

Estabilizan a las personas

Consigo cargan un equipo de primeros auxilios que consta de: férulas, cánulas, collarín, yelcos, oxígeno portátil, soluciones fisiológicas, ringer, gasas, jabón yodado, agua oxigena, alcohol y tensiometro.

Lo primero que hacen al llegar a una emergencia es visualizar el panorama, aplican la técnica V.O.S (ver, oír y sentir).

La atención no puede pasar de cinco minutos, pues su función es estabilizar a la persona, mientras llega la ambulancia.

Uno de los paramédicos explica que lo primero que se hace es revisar la respiración y se hace un chequeo cefálico – caudal (de la cabeza a los pies), se coloca el collarín porque nunca se sabe si está afectada la cervical.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios