Austria erigirá valla en frontera con Eslovenia para frenar migrantes

AP | AP |

Austria anunció que está construyendo una valla en un pequeño tramo de su frontera con Eslovenia, con lo que se volvió el país más reciente en erigir una barrera física en sus esfuerzos para frenar el flujo de migrantes.

El funcionario policial Gerhard Kogler precisó que se construirá una valla metálica de 3,7 kilómetros de largo en el cruce Spielfeld, que en las últimas semanas ha sido la entrada principal para los inmigrantes procedentes de Eslovenia.

La ministra del Interior, Johanna Mikl-Leitner, había dicho previamente el viernes que Austria había decidido no construir por ahora una valla de 25 kilómetros de largo en un tramo de la frontera con su vecino del sur, después que las autoridades eslovenas le pidieron que no lo hiciera.

Mikl-Leitner agregó que Austria se reserva la opción de construir la barrera más larga si las medidas en la frontera con Eslovenia resultan insuficientes para asegurar que la llegada de migrantes a Austria es ordenada.

Exigen soluciones

Amnistía Internacional pidió a los países del G-20 que den con un plan concreto para reubicar a los refugiados y financiar sus necesidades humanitarias antes de una cumbre del grupo en Turquía.

El grupo de derechos humanos acusó el viernes a los estados del G-20 de sentarse “en las gradas” mientras se desarrolla la crisis de refugiados, y en algunos casos de bloquear el acceso de los refugiados a la seguridad.

La cumbre en Turquía —que acoge a 2,2 millones de refugiados sirios— es una oportunidad para que los países del grupo cambien su “estremecedora falta de acción”, dijo el grupo.

AI señaló a Rusia y Arabia Saudí como países acomodados que han “mostrado una chocante escasa compasión por las personas que huyen de la persecución y conflictos brutales”.

Difícil camino

Los migrantes que cruzan Bulgaria en su camino hacia el oeste de Europa han denunciado abusos generalizados de la policía, según un informe, lo que incluye extorsión, robo, violencia, amenazas de deportación y ataques de perros policía.

El informe, financiado por Oxfam y realizado por el grupo con sede en Serbia Centro de Belgrado para los Derechos Humanos, señala que más de 100 personas entrevistadas tras llegar a Serbia desde Bulgaria se quejaron de haber sufrido malos tratos.

Un grupo de personas habló de un incidente en que la policía apuntó un arma contra la frente de un migrante, se quedó con sus objetos de valor, les quitó el agua y la comida y los azuzó con perros, indicó el informe publicado el viernes. Tras ese episodio, siete personas del grupo desaparecieron.

Lea también:

Mercosur analiza recibir a refugiados sirios

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios