IDEA exige transparencia al CNE

Sammy Martínez/Foto: Oswaldo Azuaje |

De realizarse unas elecciones confiables, transparentes y con equidad, se podrá restablecer el diálogo y la reconciliación entre todos los venezolanos, aseguró el director regional para América Latina de la Institución Internacional para la Democracia y Asistencia Electoral (IDEA), Daniel Zovatto.

Dicha afirmación está incluida en un informe realizado por una misión compuesta por el Centro de Estudios Políticos de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) e Idea Internacional, donde se conoció mediante entrevistas y visitas a circunscripciones, cuál es la situación del proceso electoral a escasos días de las parlamentarias.

El propósito del estudio radica en identificar las recomendaciones que permitan mejorar el sistema electoral venezolano, siempre y cuando, el Consejo Nacional Electoral (CNE) tenga voluntad de aceptarlas y aplicarlas.

«Si la fortaleza se encuentra en el sistema automatizado de emisión y escrutinio del voto, su mayor debilidad está en la equidad, mejor conocido como el ventajismo oficial», señaló Zovatto.

Por su parte, el director del Centro de Estudios Políticos, Benigno Alarcón, expresó que el 6 de diciembre representa «una oportunidad única para tratar de avanzar en la reconciliación del país y en el entendimiento(…) la realidad también es que esa falta de confianza hacia el sistema electoral se ve compensada por la disposición de la mayoría de los venezolanos a votar».

La misión, cuyo carácter es académico y no requiere de la aprobación del CNE para estudiar el escenario, detectó algunas debilidades que de no ser corregidas a la brevedad posible, pondría en riesgo la legitimidad y credibilidad de los comicios.

Entre las distorsiones están: dudas sobre el secreto del voto, confusión en la ubicación de los partidos en el tarjetón, acceso inequitativo a los medios públicos de comunicación, uso indebido del voto asistido, negación de registros de partidos e inhabilitaciones de candidatos, utilización de los recursos del Estado para favorecer alguna tendencia, injerencia indebida del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en las estrategias de las organizaciones políticas, la normativa inoportuna sobre la paridad de género y la vigencia del estado de excepción en los estados fronterizos.

Por esas razones, Zovatto expuso un decálogo de recomendaciones para el CNE, donde propone evitar el ventajismo ante un ente rector que se ha mostrado débil para ejercer sus responsabilidades; realizar campañas sobre el secreto del voto; fortalecer y ampliar la observación internacional porque es lamentable que organismos como la OEA y Unión Europea no hayan sido invitado para contribuir a la credibilidad; derogar el estado de excepción en los estados Táchira, Apure y Zulia, con el fin de que las organizaciones políticas realicen sus campañas con normalidad y los ciudadanos puedan ejercer su derecho; fortalecer la capacitación de los miembros de mesa; impedir que el Plan República y coordinadores se tomen atribuciones que no le corresponden, como decidir la hora en la que debe cerrarse la mesa porque es competencia de los miembros; formalizar una campaña para que evitar la confusión en el tarjetón electoral; no permitir el voto asistido; aplicar la normativa de funcionamiento y que el CNE establezca, previo al 6 de diciembre, un procedimiento para resolver cualquier disputa electoral.

Estos estudios se realizaron en dos momentos, en los últimos días de la pre campaña y a tres días del inicio de esta; anunciaron que para el 4 de diciembre nuevamente pulsarán la opinión y observarán la situación para establecer cuál es la realidad a la que se enfrenta la ciudadanía 48 horas antes de ejercer el derecho al sufragio.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios