Gasolina de 91 octanos dañará autos nuevos

Javier Vargas | Rafael Henríquez |
GAZOLINA. 26-01-2016 FOTO. STIVEN VALECILLOS

La política que busca implementar el Gobierno para incrementar los precios de la gasolina resultará conveniente económicamente para el Estado, pero generará fallas mecánicas en el parque automotor y grandes gastos al bolsillo de los venezolanos.

La aseveración la hace el ingeniero mecánico Michal Kowalski, quien por más de dos décadas se especializado en la reparación de vehículos de una reconocida marca europea. Asegura que las fallas las sufrirán los modelos nuevos y no los más antiguos como han señalado desde diversos sectores.

Explica que los combustibles están compuestos por isooctano, que es un antidetonante y heptano que es detonante. Detalla que en el caso de la gasolina de 91 está compuesta por 91 partes de isooctano y 9 heptano, mientras que la de 95, contiene 95 partes de isooctano y 5 de heptano. “Es falso que la gasolina de 95 sea mejor que la de 91. La de 95 tiene 95 partes de antidetonante, eso la hace la mejor gasolina para los modelos nuevos”.

“Con el nivel de octanaje adecuado se evita la autodetonación y se logra un solo foco de llama dado por el encendido en el momento preciso, con lo cual se obtiene una combustión más efectiva.Las gasolinas que tienen un alto índice de octano producen una combustión más suave y efectiva, pero el exceso de octanaje por sobre lo requerido por el motor no agrega mayores beneficios ni en términos de potencia, suavidad o rendimiento”.

Compactos y potentes

Precisa que a partir del año 2000 las empresas fabricantes de vehículos comenzaron a reducir los tamaño de los motores, es decir que en la actualidad son más potentes, pero más compactos y eso requiere más comprensión porque tienen mayor potencia con menos consumo de combustible, lo que requiere mayor compresión.

“Si colocamos a un vehículo nuevo gasolina de 91 octanos que contiene menos isooctano o antidetonantes el vehículo podría sufrir daños mecánicos porque ese tipo de gasolina detona más rápido y puede producir explosiones espontáneas que ocasionarían pistones agujereados y motores forzados en los modelos modernos”.

Aclara que la gasolina de 95 octanos regula el funcionamiento de los carros de alta potencia porque la cantidad de antidetonantes la hace más estable. “Todo es a la inversa lo mejor es que a los vehículos nuevos sean abastecidos con gasolina 95 y los antiguos con 91 porque estos requieren mayor detonantes para un mejor desempeño”.

Lamenta que desde décadas en Venezuela se ha hecho una interpretación incorrecta sobre el octanaje de la gasolina, hecho que impide que los vehículos puedan tener el mejor de los desempeño y lo que es peor aún que presenten daños mecánicos.

“El Gobierno debería promover una campaña para informarle a los conductores cuál es el combustible más conveniente para cada vehículo. Esa política que quieren seguir para fijar los precios puede resultar adecuada en lo económico para el Ejecutivo nacional, pero no están tomando en cuenta los daños que presentarán los autos de los venezolanos quienes tendrán mayores gastos en la reparación de sus vehículos en caso de usar 91 octanos, en autos nuevos”.

Política de precios

Eulogio del Pino, ministro de Petróleo y Minería, afirmó que lo fundamental es aumentar el diferencial entre los importes de la gasolina de 95 octanos y la de 91.

Explicó que los componentes importados para producir la gasolina de 95 cuestan 300 millones de dólares más a Petróleos de Venezuela. La meta es lograr revertir la matriz y que el 70 por ciento de los vehículos se sirva de gasolina de 91. “Eso lo podemos lograr dando un mayor diferencial que es el justo”, declaró en su momento.

Del Pino explicó que cada litro de combustible cuesta 1,87 bolívares a Pdvsa, al mismo tiempo en el que el consumidor venezolano paga 0,09 bolívares. “Yo creo que no hay nadie en este país que no esté de acuerdo que ese es uno de los factores más desequilibrantes de nuestra economía”.

La preocupación para mucho es que el incremento del uso de la gasolina de 91 octanos podría generar daños en muchos vehículos.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios