Pérez y Cervelli al terreno en las Grandes Ligas

Alejandro Reyes | AP |
Kansas City Royals' Salvador Perez celebrates in the dugout after he scored on a balk by Boston Red Sox starting pitcher Rubby De La Rosa during the fourth inning of a baseball game Saturday, Sept. 13, 2014, in Kansas City, Mo. (AP Photo/Charlie Riedel)

Los receptores venezolanos Salvador Pérez y Francisco Cervelli, inician su preparación para la próxima temporada de Grandes Ligas desde este jueves, cuando sus equipos inicien los entrenamientos primaverales.

Los actuales monarcas de la Serie Mundial, Reales de Kansas City, y los Piratas de Pittsburgh, abren sus campos de entrenamientos para receptores y lanzadores.

Pérez, titular indiscutible de la receptoría de Kansas City, viene de una gran temporada en la que guió a los lanzadores a conseguir el título.

A sus 25 años, Pérez es el capitán de los Reales. El valenciano viene de cumplir una temporada de ensueño en la que fue seleccionado al Juego de Estrellas y ganó su tercer Guante de Oro consecutivo.

En 2015 tuvo promedio ofensivo de .260, con 21 cuadrangulares -tope personal- y 70 carreras remolcadas.

Por su parte, Cervelli viene de cumplir su primera campaña a tiempo completo en las mayores con el uniforme de los Piratas de Pittsburgh.

El carabobeño disputó 130 compromisos y estableció topes en los departamentos de turnos (451), anotadas (56), imparables (133), dobles (17), triples (5), cuadrangulares (7) y carreras remolcadas (43), además de dejar promedio ofensivo de .295.

Sánchez trabaja

El serpentinero Aníbal Sánchez ya inició su trabajo previo a la temporada, a pesar que su equipo no ha arrancado los entrenamientos de forma oficial.

Sánchez tiene la intención de dejar atrás una temporada plagada de lesiones que afectó notablemente su desempeño.

“Mi mente está enfocada en mantenerme saludable este año, alejado de las lesiones que me atacaron la campaña previa”, declaró el criollo al periodista Anthony Fenech del Detroit Free Press.

En su primera sesión de entrenamiento en el terreno estuvo acompañado por el mánager Brad Ausmus.

Sánchez estuvo enfocado toda la temporada muerta en trabajos de terapia física que le sirvieron para reducir masa muscular en la parte superior de su cuerpo y ganar flexibilidad para mejorar su mecánica de lanzamiento.

El criollo apenas pudo completar 25 aperturas la campaña anterior, cuando dejó efectividad de 4.99 y permitió la mayor cantidad de cuadrangulares (29) entre los lanzadores de la Liga Americana.

Sánchez tuvo problemas en el hombro derecho que lo sacaron del equipo a mediados de agosto.

“Me siento bien”, aseguró el venezolano al referido reportero. El aragüeño de 31 años realizó una sesión de 50 lanzamientos.

“Tuve una buena terapia que me ayudó a alejar todas las lesiones y espero que eso contribuya para realizar un buen trabajo esta temporada”, detalló.

“Traté de llegar lo más ligero posible”, relató el maracayero. “Veremos cómo funciona este año. Es algo nuevo para mi, así que no puedo hablar mucho al respecto, pero ahora mismo me siento realmente bien”.

Sánchez también estudió los videos de su temporada en 2013 y notó que eliminó la rotación en la cadera.

“En 2013, todo estaba sincronizado en un mismo movimiento y quiero volver a conseguir eso. Quiero trabajar en eso. No digo que quiera tener la misma temporada, porque en realidad quiero lograr una mejor”, analizó acerca de ese estudio.

Ese año, Sánchez terminó cuarto en la votación al premio Cy Young del circuito joven, cuando terminó con efectividad de 2.57, además de conseguir 202 ponches en 182 episodios de actuación. “Las lesiones son parte del juego”, cerró.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios