Agua Viva, una parroquia de vocación artesanal y turística

José Luis Sotillo | Foto: Cortesía |

Con el objeto de conocer las potencialidades que caracterizan las costumbres y tradiciones que posee la parroquia Agua Viva del municipio Palavecino, el reconocido animador y periodista de TV, Roland Carreño visito la referida zona como parte de una iniciativa adelantada por la Oficina del cronista parroquial de Agua Viva que busca promocionar las fortalezas que posee Agua Viva como patrimonio cultural y centro de interés turístico y artesanal de Palavecino.

A tal efecto, Carreño tuvo un importante encuentro con emprendedores, artistas y cultores de trascendencia y arraigo, quienes de una u otra forma han contribuido con el desarrollo de esta importante comunidad que se caracteriza por su vocación artesanal y turística en los últimos tiempos.

Según palabras expresadas por Carreño “Agua Viva es una zona con un alto nivel de organización y un conjunto de sitios y espacios maravillosos, envidiables en el ámbito regional”. Ya que muestra a simple vista importantes iconos que pudieran repotenciarse, para, de este modo, emprender su explotación como destino turístico del municipio.

Por otro lado, dentro del periplo de visitas organizadas por la Oficina del cronista parroquial, en su respectivo orden estuvo: la Quinta del reconocido ensayista Rafael Domingo Silva Uzcátegui, donde conoció de cerca los alcances de la restauración emprendida por la alcaldía de Palavecino.

Así mismo compartió una recepción en la sala de reuniones Villas Cartaya, visitó el taller Masiaru de la artista plástico Coromoto Rodríguez, el taller artesanal Bachaco Rojo y Antiguos, la plaza Bolívar de Agua Viva donde por iniciativa de la Agrupación Folclórica Tamunangueros de Agua Viva le brindaron un toque con los sones del tamunangue y golpes de composiciones propias de la referida agrupación. Conoció de cerca la hacienda San Rafael del Palenque con sus innumerables relatos, que guarda como punto patrimonial de la zona; finalizando la visita en el taller de la renombrada artista Stonia Martínez, donde además pudo apreciar los diversos diseños que ella prepara como propuesta de embellecimiento de cuatro distribuidores localizados en el ámbito regional. Despidió su visita con su estadía en la posada Luna Azul, quedando comprometido no solo con la difusión de muchos de estos lugares, sino también con otras visitas.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios