Fallas en suministro de agua tiene múltiples causas

    Mariángel Durán/Foto: Archivo |

    En el seno de la reunión de la Red de Instituciones Larenses, realizada este martes 23 de agosto en la sede de EL IMPULSO, se discutieron las causas de las fallas del suministro de agua potable en el estado Lara, con la presidencia del presidente de la hidrológica local, Pedro Sánchez.

    “Esta región tiene un déficit importante del vital líquido dado por el crecimiento poblacional en los últimos 17 años, para lo cual se requiere la inversión en la construcción y generación de nuevas fuentes de agua. En el estado, éstas vendrían dadas por el Sistema Hidráulico Yacambú- Quíbor y por el embalse Dos Bocas, este último sería construido en los límites entre los estados Lara y Portuguesa”.

    Ambas obras hoy son urgentes y necesarias para los larenses, y deben ser ejecutadas por parte del Gobierno nacional, de allí la importancia de que la ciudadanía sea partícipe en el impulso para la culminación del Sistema Yacambú- Quíbor y de la represa que también beneficiará al estado vecino.

    Sánchez informó que también es ineludible la rehabilitación del Sistema Alto Tocuyo, principal herramienta hidráulica que abastece a Barquisimeto, cuya data es de 40 años y requiere de una importante inversión de parte del ejecutivo nacional. “La inversión oscila entre los 12 y 15 millones de dólares, para mejorar la calidad y funcionamiento de ese sistema, mientras se culminan las dos grandes obras mencionadas”.

    De igual forma, el deterioro de las tuberías de la ciudad, que ya cumplieron su vida útil, afecta la distribución del servicio a las comunidades.

    “En ese sentido, también debe existir de parte del gobierno central una política de inversión para llevar a cabo sustituciones importantes de cloacas y acueductos, puesto que los recursos de Hidrolara solo alcanzan para cubrir las emergencias”.

    La inflación ha afectado la operatividad de la hidrológica, pues según su presidente todos los costos se han incrementado. “Tenemos problemas por la escasez de equipos, maquinarias, materiales y químicos que deben ser utilizados para prestar el servicio o reestablecerlo en las zonas donde ha sido suspendido. El vandalismo es otro factor que afecta el desempeño de la hidrológica, pues se nos hace cuesta arriba volver adquirir los equipos que son hurtados o bien que se han deteriorado durante los apagones. En 2015 se invirtieron más de 200 millones de bolívares para reparar equipos, este año la inversión supera esa cifra”.

     

    PUBLICIDAD

    Comentarios

    Comentarios