Leon Rodgers se adapta y apunta al título

Francisco Javier Vega | Daniel Arrieta |

El alero naturalizado venezolano Leon Rodgers, nuevo refuerzo de Guaros de Lara para la Liga Nacional de Baloncesto (LNB), reconoció que tiene “emociones encontradas” por vestir estos colores, tras ser figura de Marinos de Anzoátegui (LPB) desde 2011.

“Estoy muy emocionado por esta oportunidad y quiero dar las gracias a Jorge Hernández y toda la organización”, dijo el jugador de 36 años de edad y 2.01 metros, mientras practicaba español mezclado con inglés.

“Sé que para el fanático de Guaros y de Marinos es difícil que haga este cambio. Todos saben que soy un profesional, que este es mi trabajo y que uno sale a defender la camiseta. Esta vez me toca salir a defender a Guaros”, explicó.

Destaca que el gerente deportivo Gianni Patiño -exMarinos- tuvo una influencia en su decisión. “Es mi amigo desde hace cinco años y tuvo una gran responsabilidad en mis comienzos en Venezuela, por lo que le estoy muy agradecido”.

Se siente listo para ayudar, tras la inactividad durante su proceso de naturalización. “Estoy muy emocionado por ser venezolano, porque aquí todo el mundo me ha aceptado y sé que no es fácil que eso ocurra”.

Si recibiese un llamado a la selección nacional, lo aceptaría gustoso. “Seguro. Le debo mucho al país porque me dio la posibilidad de jugar baloncesto, me aceptó tal como soy y me dio una cédula (la última palabra la dice en claro español). He aprendido sobre la cultura del país y lo que conozco y digo son sus cosas buenas. Deseo que el país dé un giro”.

Rodgers dijo sabe que sus seguidores de Marinos “entenderán que fue una decisión de negocios porque tengo que proveer para mi familia. Todavía soy muy buen amigo de Carlos Silva, no tengo nada malo qué decir sobre él. Sé que están en una situación difícil”.

Con respecto al equipo de LNB, fue franco. “Sé que estoy llegando tarde a esta fiesta y sólo quiero adaptarme. Al entrar a la cancha comenzará suave. Este no es mi equipo o algo así, yo solo seré parte de él. Conozco a los jugadores y siempre quiero quedar campeón. Creo que es lo que espera Jorge Hernández y por eso me trajo aquí, porque me respeta como profesional”.

Concluyó con una frase. “A los de Marinos les digo que lo siento y que los llevo en mi corazón, pero es un corazón grande y tengo que hacerle espacio también a Guaros ahora. Aquí he venido a dar el máximo de mis capacidades”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios