Armando Prado: El régimen trata de dividir a la oposición y practica detenciones arbitrarias

Pacífico Sánchez / Foto: Archivo |
BARQUISIMETO ESTADO LARA FECHA 10/07/2011 PROFESOR ARMANDO PRADO DIRIGENTES POLITICO FOTO ELIAS RODRIGUEZ

Izquierda Democrática, que ha surgido como una fuerza verdaderamente izquierdista, está incorporada la Mesa de la Unidad Democrática y como tal participando activamente en estos momentos para contribuir al desenvolvimiento  de la gran toma de Caracas.

El profesor Armando Prado, coordinador de ese movimiento político, declaró que éste se hará presente en la capital de la República para apoyar la petición unánime de la población: hacer realidad el referéndum revocatorio al mandato presidencial de Nicolás Maduro.

La situación por la cual está atravesando el país, donde la gente permanece doce, trece y más horas en una cola para tratar de conseguir uno o dos alimentos para paliar el hambre; recorrer todas las farmacias para intentar conseguir un medicamento para sus familiares; ver morir a los pacientes en los hospitales por falta de insumos o por la imposibilidad de que le hagan una operación, así como ver que cada día aumenta el número de familias en la miseria, amerita de una vez por todas una salida democrática.

Al Gobierno nadie le puede creer las mentiras que a todas horas dice, como que la oposición está maquinando un golpe de Estado porque los golpes no los da el pueblo, ni nunca lo ha hecho. Eso lo hacen los militares que tienen las armas, los cazas que pueden lanzar bombas contra instalaciones de poder y además tienen a paracaidistas que pueden tomar cuarteles.

También es mentira que haya una guerra económica y que las colas son hechas porque son ordenadas por la oposición.

Desesperado ante la pérdida del apoyo popular y criminalizando a un sector de la oposición para acusarla de conspiración, ha procedido a detener arbitrariamente a dirigentes de Voluntad Popular, hostigarlos y perseguirlos. Trata el régimen de dividir a la oposición. Quiere hacer ver que hay una oposición violenta y otra, temerosa. Pero, nadie les puede creer. Ni siquiera ese once por ciento de la población que todavía apoya a la llamada revolución bolivariana.

Ahora está cometiendo toda una serie de hostigamiento contra los indígenas que ya están próximos a llegar a Caracas, en una marcha a pie desde el Amazonas. También arremete contra el padre Lenin Bastidas, que  lleva adelante su peregrinación por la paz. Y lo más infame, se ha ensañado contra los discapacitados larenses que en sillas de rueda, desafiando igualmente los rigores de la naturaleza, han demostrado una voluntad inquebrantable.

La mayoría del pueblo quiere el cambio a través del revocatorio y esa es una actitud que se mantiene con valentía, firmeza y convicción democrática

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios