Abandonan proyecto de lagunas de oxidación

Hugo J. Boscán Fotos: Iván Piña   |

En 2006, cuando en las inmediaciones del caserío El Taque, municipio Palavecino, carrretera vieja hacia Yaritagua, comenzó la construcción del sistema de lagunas de oxidación destinado al saneamiento del río Turbio, las familias de toda la zona rural de los alrededores se alegraron, pues sintieron que, luego de muchos años, tendrían red de cloacas.

Sin embargo, han transcurrido diez años y los acontecimientos les han obligado a perder las esperanzas, pues de la obra prácticamente no queda nada y las más de 2.000 familias de ese y otros caseríos rurales, como, Papelón, Chorobobo, Punta Gorda, Quebradita, Marazul, Patio Grande y hasta El Tamarindo ya no encuentran dónde abrir pozos para las aguas servidas.

Eso decían este lunes vecinos de El Taque, como Vicy Fréitez, Sugerlis de Quintero, Yolanda Querales y Mildred Pérez, quienes, en compañía del concejal Daniel Orellana, estuvieron en el lugar y pudieron constatar una vez más lo que allí está ocurriendo.

El edil recordó que el proyecto original contemplaba la construcción de diez lagunas, pero lo redujeron a 9, y finalmente sólo construyeron 3, que, prácticamente, se perdieron, pues lo que habían hecho fue desmantelado ante la mirada indiferente y hasta complaciente de quienes han dirigido Enmohca.

Explicó que, además de servir para el saneamiento del Turbio, el sistema también recibiría, por gravedad, las aguas servidas del municipio, y de los pobladores de los caseríos rurales de Palavecino, inmediatos a la carretera vieja a Yaritagua.

Igualmente, permitiría eliminar la laguna de oxidación ubicada en las cercanías de El Placer, que se encuentra colapsada, originando fuerte contaminación a esa urbanización y a otras como El Trigal,El Paraíso, Almariera, El Recreo, Las Mercedes y hasta Valle Hondo, pues los malos olores, sobre todo a determinadas horas, se expande por toda la zona.

“A nosotros nos ofrecieron cloacas, pero no nos dieron nada, porque ni agua pura tenemos ya que la que nos mandan no tiene ningún tratamiento y es causante de enfermedades”, dijo Yolanda Querales, una de las vecinas de El Taque.

El grupo señaló la gran cantidad de tubos de numerosas pulgadas que se estaban perdiendo en el lugar y Enmohca los está recuperando y trasladando  a otro sitio, al parecer, fuera del estado Lara, lo que indica que el proyecto del sistema de lagunas fue abandonado definitivamente por la empresa dependiente del ministerio ahora llamado de Ecosocialismo y Agua.

Llamaron la atención de los diputados del Consejo Legislativo, oficialistas y de la oposición, que no han levantado la voz para exigir alguna explicación sobre el abandono de ese proyecto prometido por el entonces presidente Hugo Chávez durante una visita a Barquisimeto, e incluso, que durante algún tiempo estuvo promocionándose en una valla colocada cerca del puente de Santa Rosa, en la intercomunal Barquisimeto-Cabudare.

Algunas de las personas que se encargan del trabajo de recuperación de la tubería, consultadas por los periodistas, se abstuvieron de aportar cualquier información sobre el destino de la misma.

“Eso como que lo están vendiendo como nuevos y nosotros vemos desde hace tiempo cuando salen las gandolas cargadas con esos tubos que estaban cubiertos por el monte y ahora se ven como nuevecitos”, manifestó otra de las vecinas de El Taque.

Por otra parte, el edil Orellana pidió al Gobierno Nacional permitir a Hidrolara perforar los pozos que tiene proyectados en la zona de Papelón para suplir la demanda en varias comunidades del municipio Palavecino.

Al parecer, la autorización depende del ministerio de Agricultura y Tierras o de la Corporación Venezolana de Alimentos, organismos que tienen a Hidrolara “con las manos atadas”.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios