#MemoriaFotográfica Claudio Perna: Vanguardia conceptual del arte

Carlos Eduardo López | Foto: Cortesía |

De padre italiano y madre venezolana, nació en Milán, Italia, en 1938. Su infancia transcurrió entre la Segunda Guerra Mundial y la dura posguerra. Sus primeros estudios los realizó en Bresca (Italia).

Llega a Caracas en 1955, donde concluye sus estudios secundarios en el Liceo Andrés Bello. En 1962 viaja a Estados Unidos donde conoce la obra de Marcel Duchamp, síntesis de las vanguardias estéticas del momento –nadaísmo, fauvísmo y surrealismo- la cual influiría en su creación plástica y fotográfica.

De regreso a nuestro país, cursa estudios de Geografía en la UCV, disciplina que constituiría un elemento principal en su obra, puesto que en muchas de sus intervenciones artísticas a manera de collage, utilizarían mapas, planos y grabados como fondo.

Utiliza la fotografía como elemento expresivo, pero su obra se encuentra inserta en movimientos artísticos que proliferaron en los años sesenta del siglo XX, los cuales sin asumirlos, practicó, como el arte correo, el pop, el manifiesto blanco y los contestatarios locales. Sin poder adosarla a un género artístico específico, su obra es un espejo de la multiplicidad.

Junto a críticos y artistas realizó proyectos que renovaron la percepción del arte de su época: Margarita D´Amico, Elsa Gramcko, Gladys Uzcátegui y Luis González, entre otros.
Su creación está compuesta por origamis, fotografías manipuladas, fotocopias, ensamblajes, películas en super ocho, dibujos, grabados y reflexiones sobre el arte.

Complicados ensamblajes multidisciplinarios que abarcaban diversos campos.
Sus trabajos fueron expuestos, publicados y proyectados en Caracas, Colombia, México, Cuba y Estados Unidos, y reconocidos por los principales críticos de arte como renovadores. En 1966 realizó su primera exposición en Caracas.

En la tradición del arte marginal, realizó obras con fotocopias, mapas y cartografía impresa. En 1978 expone Fotografía anónima en Venezuela, donde presenta como propias obras de fotógrafos anónimos populares.

Sus libros Evolución de la geografía urbana en Caracas (1981) y La naturaleza, la huella y el hombre (1984) son considerados clásicos en la materia. La originalidad de la obra de Claudio Perna radica en la permanente reflexión sobre el arte y la conceptualización de sus prácticas. La cual desgranaba en su práctica docente. De allí la enorme influencia que ejerció en fotógrafos y artistas plásticos que se nutrieron de sus reflexiones contestarías y desmitificadoras. De sus concepciones del arte marginal, como llegó a calificarse.

En 1994 le fue conferido el Premio Nacional de Fotografía y posteriormente se radica en Cuba, donde muere en 1997.

En el 2004, la Galería de Arte Nacional presentó una muestra retrospectiva de su obra compuesta por más de 3000 obras -pinturas, fotografías, libros, diapositivas, ensamblajes, fotocopias, proyecciones y mobiliario- bajo el título de Claudio Perna: arte social.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios