El lunes se reactivan comedor y clases en la UCLA

María Fernanda Peñalver/Marlyn Silva | Foto: Karen Paradas |

En el Consejo Universitari que se realizò ayer en la Decanato de Ciencias de la Salud de la Universidad Centroccidental Lisandro  Alvarado, UCLA, autoridades  académicas y dirigentes estudiantiles acordaron el reinicio de clases este lunes 7 de noviembre, porque ese mismo día concluye la suspensión del servicio del comedor.

La información la confirmó la vicerrectora académica, Nelly Velásquez, al terminar la reunión donde se analizó la propuesta  del Ministerio de Educación Superior sobre el costo de cada bandeja de alimentos, ajuste que fue enviado a la UCLA, el martes al final de la tarde, cuando debieron haberlo hecho a mediados de septiembre debido a la variación del precio de los insumos y el aumento del salario.

Los  concesionarios aceptaron el valor planteado de 1.080 bolívares y de incorporar fruta, detalle anunciado por el presidente del Centro de Estudiantes del Decanato de Ciencias Económicas y Empresariales, Xavier Aldana.

Otros de los acuerdos del Consejo Universitario fue que la próxima semana se analizará la estructura de los  gastos fabriles (instrumentos de limpieza, indumentaria, entre otros)   y  solicitarán al Gobierno el establecimiento de dos precios por bandeja, uno que incluya el elemento  proteico y otro sin èste, puesto que eso le permite a la universidad  autorizar al concesionario, comprarlo cuando sea necesario, amplió  Velásquez.

La vicerrectora puso de relieve también la demora hecha costumbre de parte del Ministerio para el envío de los datos requeridos  por la administración para mantener activo y en óptimas condiciones el comedor.

“Uno de los planteamientos que le hemos hecho al Ministerio es lo poco oportuno que son en proveer la información que requerimos para el funcionamiento de los comedores (…). En segundo lugar, hemos hecho  un planteamiento serio al Ministerio de que no pueden tener un precio único para todos los comedores del país porque están tratando de establecer una estructura del mismo costo  cuando eso es imposible porque el sistema de gestión es diferente”, enfatizó  Velásquez.

Satisfechas parte de las peticiones de los estudiantes  se prevé  para hoy el levantamiento de la toma del rectorado, acto tachado por las autoridades, mediante un comunicado, porque “afecta el normal desenvolvimiento de las funciones docentes, de investigación, de extensión y administrativas que allí se realizan” y se produce inseguridad e intranquilidad.

Protesta

El rectorado estaba tomado por un grupo de al menos 70 estudiantes desde la noche del martes. Ayer, compañeros de distintos decanatos decidieron acompañarlos y protestar al frente de la instalación universitaria.

La manifestación de carácter simbólico se realizó con la tranca de la vía, dejando solo un canal libre. Asimismo, tuvieron la original idea de hacer el típico sancocho con leña en el medio de la calle para intentar alimentar a los universitarios que se encontraban en la actividad. Mientras todo esto se generaba, el rector de la UCLA, Francesco Leone, estaba reunido en Consejo Universitario. Dicha autoridad recibió los principales señalamientos de parte de la masa estudiantil quienes consideraron que el mismo no ha actuado de manera óptima para lograr recuperar el servicio de comedor.

“No es posible que él como autoridad simplemente nos diga que nosotros somos los estudiantes y que por eso tenemos que resolver”, expresó Jesús Suárez, presidente del Movimiento Miles. El joven además consideró que no deberían haber tomado la decisión de suspender actividades sin la participación de los universitarios.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios