Producción de harina PAN en peligro por falta de materia prima

La producción de harina precocida de maíz está en riesgo de interrupción, debido a la crítica situación de materia prima, aseguró el Director de Alimentos Polar, Manuel Felipe Larrazábal, al alertar en torno a la problemática que están confrontando en estos momentos y que amenaza la producción de este rubro de consumo masivo.

-En Alimentos Polar estamos trabajando junto con los productores agrícolas,  para lograr un acuerdo que permita garantizar la sostenibilidad del circuito del maíz blanco, mediante la adquisición de esta materia prima y así salvar la producción de las marcas Harina P.A.N. y Mazorca-, precisó Larrazábal.

Explicó que esta iniciativa permitirá superar los obstáculos que enfrenta el campo venezolano, en vista de que los productores agrícolas han expresado que registran importantes pérdidas con el precio regulado de 96,5 bolívares por kilo de maíz, que hace imposible cubrir los costos.

Para la industria, por su parte, el precio regulado de 190 bolívares por kilo de harina precocida de maíz, tampoco permite cubrir los costos ni generar el flujo de ingresos suficiente para comprar la materia prima.

Destaca que la producción de Harina P.A.N. y de Mazorca depende del acceso suficiente y oportuno a la materia prima. El maíz blanco que utiliza la industria proviene de las importaciones que realiza el Gobierno Nacional y del maíz proveniente de la cosecha nacional.

-En Alimentos Polar hemos sido informados por las autoridades de que, a partir del inicio de la cosecha nacional en el mes octubre, no se realizarán nuevas importaciones hasta que se consuma toda la cosecha de maíz blanco nacional la cual estimamos se terminará durante el mes de enero-, señala Larrazábal.

Advierte que la crítica situación de los niveles de materia prima disponible ha llevado a una reducción de 80 % en nuestra producción de harina precocida de maíz, agregando que de no concretarse el acuerdo nos enfrentaremos, por primera vez en más de 55 años, al riesgo de no poder seguir con la producción por falta de maíz blanco.

Larrazábal aseguró que tanto Alimentos Polar como los productores tienen el firme compromiso de llevar adelante este acuerdo, que persigue como objetivo fundamental fortalecer la producción nacional, lo que representa un gran beneficio para los productores agrícolas, para los trabajadores de la agroindustria y para los consumidores venezolanos, precisó Larrazábal.

Acoso laboral

El presidente Nicolás Maduro acusa a Polar de encabezar “una guerra económica” de empresarios para provocar desabastecimiento y generar descontento popular.

Pero la empresa asegura ser víctima de “discriminación” para acceder a divisas altamente subsidiadas para importar insumos, y “persecución” a sus directivos y trabajadores.

El julio pasado, la compañía denunció al gobierno ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) por “acoso y discriminación”.

Venezuela vive una severa crisis económica, agravada desde 2014 por el desplome de los precios del petróleo, con una escasez de alimentos y medicinas de 80 % según firmas privadas y una inflación que el FMI calcula en 475 %.