Henri Falcón: Protestas de calle son válidas a la par del diálogo

Sammy Martínez | Foto: Oswaldo Azueta |

El que considere que la crisis se solventa cambiando o eligiendo a una figura presidencial y no trabajando en conjunto con todos los actores que hacen vida en Venezuela, está equivocado.

Así se expresó este martes el gobernador de Lara, Henri Falcón, tras sostener una reunión con el nuncio apostólico, Aldo Giordano, a quien le manifestó su interés por presentar este viernes 11 ante la mesa de diálogo, la creación de una comisión denominada Gobernabilidad y Descentralización.

Comentó al monseñor la urgencia de abordar algunos temas como por ejemplo, el alto índice de criminalidad, la decadencia de los servicios públicos, el desabastecimiento y la crisis humanitaria; aunado a la incorporación de las academias y sectores productivos del país.

Subrayó que “nadie” ha dicho que la MUD se retirará de la mesa porque fue un compromiso adquirido el pasado 30 de octubre, por lo que los posibles conatos se corresponden a posiciones individuales.

“No se trata de una aspiración personal, aquí de lo que se trata es de que podamos acordar una transición en democracia y en paz para abordar los problemas de la gente, como lo son las grandes distorsiones de la economía o el problema del hambre”, dijo.

Así como Falcón mantiene las expectativas de obtener algunos frutos, también considera insensato que se piense que todos los problemas planteados estarán solventados para este segundo encuentro.

Claridad al pueblo

Para el gobernador de la entidad es fundamental aclararle a la población que el término de responsabilidad política, únicamente sugiere la sanción moral para el Presidente de la República; de igual manera opina que convocar una marcha al Palacio de Miraflores, solo le daría al Gobierno las suficientes herramientas para que de manera tergiversada reediten lo sucedido el 11 de abril de 2002.

“Le tenemos que hablar claro al país. La dirigencia de los partidos tenemos que obrar con mucha mesura pero con mucha responsabilidad. No se trata de buscar aplausos de las galerías ni de las minorías extremistas sino de hablar con la verdad a la gente”, sentenció.

Al mismo tiempo esclareció que la calle “perfectamente” puede estar activa y a la vez mantenerse la mesa de diálogo, “una cosa no excluye a la otra, la presión en calle, la presión en la Asamblea Nacional y la que se ejerza internacionalmente son absolutamente legítimas”.

Flaco favor al diálogo

Por otra parte indicó que el diálogo deseado es aquel que busca la paz y no el que espera alcanzar el derramamiento de sangre para sentarse a conversar.

“No se trata de salvar a un Gobierno ni a un Presidente, tenemos que salvar a Venezuela porque es lo sensato; de manera que el cálculo individual de uno no puede imponerse sobre la necesidad de entendimiento de la gran mayoría”, aseveró.

Bajo esa premisa, expresó que el discurso del oficialismo debe caracterizarse por un tono más bajo pues “la política de micrófono”, le hace un flaco favor a las conversaciones ya emprendidas.

Se refirió específicamente a la alocución del Primer Mandatario en la que califica de terrorista al partido Voluntad Popular y amenaza con la encarcelación de su principal coordinador, Freddy Guevara; a juicio de Falcón esta situación conlleva a grandes confusiones porque por una parte se habla de acuerdo y de climas pacíficos pero por el otro, se recurre a las advertencias y ofensas.

Presupuesto irreal

El también dirigente de Avanzada Progresista aprovechó la ocasión para destacar que aunque el Ejecutivo ajustó el situado de las gobernaciones en un 427%, el dinero solo alcanzará hasta mayo de 2017, porque según opina, la inflación al cierre de este año se registrará en un 1.000%.

“Hay un manejo irreal del presupuesto, puesto que puede ser tan deficitario para las gobernaciones y alcaldías que el conflicto de Caracas se agudizaría en las regiones con las protestas y situaciones de conflictos”, finalizó.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios