CLAP suministrará el gas en las comunidades más críticas

Lorena Quintanilla Muñoz | Iván Piña |

Cuatro medidas para solucionar la crisis por el gas doméstico anunció Joel Morales, activador productivo del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

La primera medida consiste en asegurar la llegada de las bombonas al estado Lara, la segunda es trabajar en las comunidades más conflictivas de la mano con los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) para el suministro directo del gas; tercero, acompañamiento por parte de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y del poder popular a fin de garantizar el suministro a cada familia de manera ordenada y así las bombonas alcancen para todos y cuarto, mejorar en el mediano plazo la distribución de gas metano.

“En Barquisimeto existe la tubería de gas directo, razón por la cual se hace un esfuerzo importante en la colocación de las conexiones del fluido en múltiples hogares. Uno de los objetivos es incorporarle el gas  directo a los centros comerciales y edificios que requieren gas doméstico. Si le ponemos el gas directo a este sector liberaríamos más gas propano para las comunidades, esto se traduciría en tres bombonas semanales”.

Morales destacó que el problema del gas comunal tiene su origen en la guerra económica.

Explicó que hace una semana, a través de la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI) y de la Gran Misión Abastecimiento Soberano registraron el incremento de protestas por gas comunal.

“Producto de la guerra económica, hace tres meses, tras el retiro de Citibank, se produjeron una serie de desviaciones por parte de las empresas que trasladan el gas desde la planta de gas Jose en Anzoátegui hasta la Planta Ulé en el estado Zulia, la cual surte el gas comunal hacia el occidente del país”.

Añadió el vocero que la citada situación generó retrasos porque los dueños de las embarcaciones que realizan el cabotaje comenzaron a exigir los pagos por adelantado así como el pago de las deudas pendientes.

“Aunque el gas estaba en los barcos, no se desembarcó en Ulé. El jueves de la semana pasada cuando se restablecieron las operaciones a través del cabotaje conocimos que hubo un saboteo en Ulé, planta de distribución ubicada en Zulia. Se llevaron cerca de 300 metros de conexiones de guayas y todo el sistema digital con el cual se distribuye todo el gas para el occidente del país. Esto es parte del saboteo programado que se realiza contra la economía del país”.

Insistió que “en el marco de la guerra económica se ataca a los usuarios por diferentes vías”.

Por otra , informó que en el estado Lara deberían ingresar 21 gandolas diarias de gas, 14 para el sistema público y 7 para el sistema privado de distribución de gas doméstico.

“Los últimos meses apenas recibimos entre 6 y 7 gandolas, por lo cual se generó un desabastecimiento programado que esta semana desencadenó una serie de manifestaciones sumado al paro de transporte y otros problemas”.

Morales indicó que en Barquisimeto existen varias zonas neurálgicas: la entrada a Barquisimeto por la vía oeste, donde se producen diariamente de dos a tres protestas; la zona oeste o Río Claro, donde hay protestas interdiarias y la zona norte desde el puente de San Jacinto hasta Rastrojitos.

Ante esta situación lo primero será normalizar el suministro de gandolas de gas para Lara, alcanzando las próximas dos semanas al nivel óptimo, es decir 10 gandolas, que permitirían paliar la situación en las comunidades más críticas, que serán abordadas por los consejos comunales y los CLAP a fin de entregarle el gas doméstico a cada familia.

“Esto implica que vamos a liberar las plantas de distribución, que se siga distribuyendo gas en las plantas. La idea es que el gas llegue a las comunidades. Así evitaríamos el bachaqueo de las bombonas a las puertas de las plantas. Al subsanar el problema vamos duro contra todo el problema estructural por eso la ZODI y la FAN acompañarán los camiones, a los cuales se le pondrán GPS, así se evitará el desvío de los camiones y el cobro irregular de las bombonas”.

Asimismo será el consejo comunal de la entidad el que informe sobre el consumo de gas en la comunidad a través de los CLAP, que vigilará el suministro de gas.

“Nos vamos a articular con los CLAP para suministrar el gas en las comunidades más críticas”.

Morales concluyó que deben producirse mejoras y asumirse con responsabilidad los problemas estructurales.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios