La violencia contra la mujer, un problema de salud pública

José Manuel Zaá | Stiven Valecillos |

La violencia contra la mujer (VCM) se ha vuelto un problema de salud pública en el país, porque las estadísticas arrojan que las venezolanas están muriendo, en buen número, en manos de hombres que ejercen su poder sobre ellas.

Así lo manifestó la vicepresidenta de la Asociación Larense de Planificación Familiar (Alaplaf), Delia Mondragón, quien develó que en 99 de 100 casos de violencia de género que se denuncian en Venezuela, la víctima es femenina.

“Lamentablemente nuestras niñas y adolescentes están siendo abusadas, violadas, golpeadas, manoseadas, insultadas y humilladas y eso cada día va en crecimiento”, afirmó, al mismo tiempo que aseguró que esta problemática  debe considerarse un problema de salud pública, al igual que el embarazo precoz y el VIH, los cuales, dijo, también se han incrementado.

Reveló que la región larense ha estado “punteando” en cuanto a VCM se refiere y 71 feminicidios en lo que va de 2016 así lo dejan ver.

La violencia delincuencial se ha llevado la vida de 25 mujeres en este año, mientras que las demás han sido víctimas de sus parejas, de la violencia institucional o estaban involucradas en el mundo hamponil.

Para contextualizar, Mondragón acotó que el año pasado Caracas cerró con 111 asesinatos contra mujeres, mientras que Lara lo hizo con 51 –20 menos de los que hasta ahora se cuentan en la región–.

 

Sensibilización a periodistas

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer (25 de noviembre), el Centro de Justicia y paz de Venezuela (Cepaz) y la Fundación para la Prevención de la Violencia Doméstica Contra la Mujer (Fundamujer) y Alaplaf, con la ayuda de la embajada británica, realizaron un taller de sensibilización, formación e información, dirigido a periodistas, en busca del uso correcto del lenguaje para el reconocimiento de la VCM en la sociedad.

“Es necesario que se deje de hablar de crímenes pasionales y se hable de crímenes basados en violencia de género”, dijo Mondragón, quien fue una del par de ponentes, en la actividad que se llevó a cabo en las instalaciones de EL IMPULSO este miércoles.

El otro expositor fue el periodista y profesor de la UCLA, Luis Alfredo Ramírez, quien señaló que buscan evitar que, por culpa del sensacionalismo y el amarillismo, los delitos de violencia de género como tal pasen desapercibidos en los medios de comunicación o se justifiquen.

“El tratamiento de este tipo de noticias debe hacerse desde los derechos humanos, teniendo en cuenta que hay una violencia y tipificación de la violencia contra la mujer”, dijo Ramírez.

En el taller participaron 20 personas, entre profesionales de la comunicación y estudiantes, quienes analizaron el abordaje de los medios regionales a este tipo de informaciones y recibieron herramientas para evitar “un vocabulario sexista”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios