AN rechaza “robo” de medicamentos enviados por Cáritas Chile

Sammy Martínez | Oswaldo Azuaje/Archivo |

Durante la sesión ordinaria de este jueves, el diputado a la Asamblea Nacional, José Manuel Olivares, denunció que los medicamentos enviados por Cáritas Chile para colaborar con la disminución de la crisis humanitaria en nuestro país, se adjudicaron al “principal nicho de corrupción”, el Instituto Venezolano de Seguro Social.

Explicó que el cargamento ingresó al país el 23 de agosto y luego de tres meses el Gobierno decidió “robarse” estos contenedores para otorgárselos al Servicio de Elaboraciones Farmacéuticas (SEFAR), donde a su juicio podrían dejar que se venzan, o al Seguro Social, quienes presuntamente adquieren medicamentos de mala calidad provenientes de China.

“Pónganle el nombre que ustedes quieran, pero en mi pueblo eso vulgarmente se conoce como un robo. Hoy el Gobierno de Nicolás Maduro se roba la ayuda humanitaria, se roba las medicinas y se roba la solución de los venezolanos que mueren por carencia de medicinas.

Destacó que Cáritas Venezuela, quien debió recibir esta donación en un principio, sostuvo con anterioridad reuniones con los viceministros del área social, de salud y económica para que permitieran el acceso sin inconvenientes, sin embargo, el oficialismo advirtió que primero se debía verificar las 75 mil unidades de fármacos.

“Que Dios los perdone. Estamos hablando de vidas, yo no puedo creer el nivel de violencia e inhumanidad de este Gobierno. Las madres de esos niños que tienen cáncer saben lo necesario de estas medicinas; las mujeres que tienen cáncer de mama están desesperadas porque no tienen tratamiento y saben muy bien lo que significa esta ayuda”, expresó.

Minutos antes, el diputado por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Francisco Torrealba, expresó desde un pasillo del Palacio Federal Legislativo que esta organización “irresponsable”, la cual guarda relación con la Iglesia católica, no debía descargar su torpeza en estos momentos por una supuesta traba que se le presentó, pues el Gobierno nacional no escatima en permitir el ingreso de alimentos y medicamentos al país.

“Pregúntenle a Traki que tiene una gran cadena de comercialización; pregúntenle a los que traen panetón o las frutas secas que no se producen en el país, si han tenido algún inconveniente”, retó.

Argumentó que los productos fueron abandonados por más de 30 días en el puerto de La Guaira, tomando en cuenta que presuntamente se incumplieron una serie de formalidades impuestas por el Seniat, las cuales no quiso detallar a la prensa.

Cabe acotar que los diputados oficialistas no participaron de la sesión, pues según declaró Torrealba, los opositores se negaban a cumplir una vez más con sus obligaciones desde tempranas horas de la mañana.

 

Cinco mil millones desaparecidos

La mayoría parlamentaria también aprobó este jueves un Proyecto de Acuerdo sobre los 501 años de la ciudad de Cumaná que cumplirá el próximo 27 de noviembre.

El diputado Robert Alcalá fue el encargado de presentar el tópico y aseveró que el año pasado, cuando la cuna del Mariscal de Ayacucho cumplió su quingentésimo aniversario, el Gobierno prometió realizar, con 5 mil millones de bolívares, 43 proyectos a fin de coadyuvar a la calidad de vida de su gente, los cuales hasta la fecha no se han iniciado.

En ese sentido, responsabilizó al gobernador de Sucre, Luis Acuña y a su alcalde, David Velásquez, también a Petróleos de Venezuela, al Instituto de Seguro Social y al Ministerio de Vivienda y Hábitat, por no informarle a la población el verdadero destino de ese dinero.

En el documento se solicita a la Comisión Permanente de Contraloría abrir una investigación para determinar responsabilidades sobre esta presunta malversación de fondos.

 

Producción nacional

Posteriormente, se inició la segunda discusión del Proyecto de Ley para la Activación y Fortalecimiento de la Producción Nacional, en la cual básicamente se expone la necesidad de reactivar la economía y ofrecer estabilidad a los inversionistas, con base a unas políticas de desarrollo “de gran envergadura”.

La sesión fue levantada tras dos horas de discusión, pues es el tiempo máximo que permite el Reglamento Interior y de Debate para cada punto del orden del día. Se convocó para el próximo martes 29 de noviembre a las 2:30 de la tarde.

 

Cáritas Venezuela: Es un hecho doloroso

La aduana venezolana confiscó un cargamento de medicinas donadas desde Chile a la organización católica Cáritas -que pretendía distribuirlas en barrios pobres ante su aguda escasez- por no cumplir con los requisitos para la importación.

La donación, que incluye 75.000 unidades de medicamentos además de suplementos alimenticios, fue declarada en “abandono legal” el pasado martes luego de que venciera el plazo de 30 días para presentar la documentación.

“Esta mercancía arribó sin ningún permiso, no cumple con los requeridos para la nacionalización”, explicó el servicio aduanero (Seniat) en su cuenta de Twitter.

De acuerdo con el organismo, las medicinas fueron entregadas al Instituto Venezolano de Seguro Social.

La presidenta de Cáritas Venezuela, Janeth Márquez, dijo este jueves que el cargamento llegó al país el 23 de agosto, pero la organización no tuvo respuesta del Ministerio de Salud sobre los permisos de nacionalización.

“Estamos muy adoloridos, algunos medicamentos se vencieron y otros vencen en diciembre. Esperemos que se entreguen a los más necesitados, es lo que querían nuestros hermanos chilenos”, añadió.

Márquez informó que Cáritas insistirá en obtener un permiso para recibir medicinas donadas del extranjero. Según la Federación Farmacéutica, la escasez de medicinas alcanza el 85%.

“Queremos que la llegada de alimentos y medicamentos sean prioridad en la mesa de diálogo. Nos han prometido nuevas donaciones, pero esperamos por el permiso”, sostuvo.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios