FOTOS: En La Piedad Sur azotados por el “Pran del Gas”

Mariángel Massiah | Foto: Juan Brito |

Habitantes de la Piedad Sur tomaron la intercomunal Barquisimeto- Acarigua con troncos y piedras para obstaculizar el paso vehicular en ambos sentidos de la autopista y, la entrada a la comunidad.

La protesta se registró aproximadamente a las 8:30 de la mañana y se mantuvo hasta horas del mediodía, lo que ocasionó gran malestar en transportistas y viajeros que se mantuvieron atrapados en las colas que se extendían por más de un kilómetro a lo largo de la autopista.

José Campo reside en la zona, indicó que la comunidad, por más de un año, ha sido víctima de las mafias que tienen los supervisores y transportistas encargados de distribuir el gas; asegura que ya están cansados de la situación y tomarán las calles las veces que sean necesarias para exigir justicia.

Una habitante de la zona cuyo nombre no quiso revelar, relató que a durante siete días se ha levantado a las 4:00 de mañana para esperar el camión que supuestamente envía la central, pero el mismo nunca llega. Razón por la cual decidieron cerrar la vía.

Campo asegura que a diario pasan los camiones que transportan el gas por la zona pero siguen de largo. “Todos los días salen cargados y se meten en las comunidades donde los residentes están dispuestos a cancelar hasta 2.000 y 3.000 bolívares por bombona. Somos víctimas del que se hace llamar el Pran del Gas”.

Campo responsabilizó directamente a los supervisores de Pdvsa Gas de lo sucedido, ya que presuntamente se han dirigido a la Piedad Sur a prometerles que el servicio será distribuido cada 15 días, pero por los momentos tienen más de tres meses sin recibir las bombonas de 18, 27 y 43 kilos. El habitante destacó que la irregularidad afecta a las más de 400 familias que viven en la comunidad.

“Ningún urbanismo cerrado sale a protestar porque ellos patrocinan al bachaqueo de los choferes y sus ayudantes. Mientras tanto nosotros tenemos que pagar libre para pegárnosle atrás a los camiones y conseguir que nos vendan algo o simplemente cocinar con leña y enfermar a nuestros hijos”, expresó Carmen Jiménez.

Una ama de casa que se encontraba en la protesta lamentó que ante la falta de efectivo, escasez de comida y falla en la distribución de gas fue una tarea imposible cocinar sus hallacas para celebrar la Navidad.

“Estamos en una lucha por alimentar a nuestros hijos. Para nosotros este año no hubo Navidad, gracias a la industria del gas. Esta debería ser la época más alegre del año, pero la verdad es que cada vez estamos peor”, expresó la ama de casa angustiada que prefirió mantenerse en el anonimato.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios