FOTOS: Aumentan robos en comercios de la avenida Lara con Leones

Mariángel Massiah | Fotos: Stiven Valecillos |

La Universidad Católica Andrés Bello, la Universidad Central de Venezuela y la Universidad Simón Bolívar realizaron un estudio sobre las condiciones de vida del venezolano. El resultado arrojó que en los primeros dos años correspondiente a la gestión de Nicolás Maduro como presidente de la República, la pobreza en Venezuela llegó casi al 50 % de la población, de los cuales 33 % son nuevos pobres.

Como consecuencia de eso, a diario se acentúa el número no solo de personas sino de familias enteras que se alimentan de la basura y en los casos más críticos viven en las calles.

Habitantes del este de la ciudad indicaron que desde hace más de un año, la intersección de la avenida Lara con Leones (específicamente en las afueras de un estacionamiento del lugar y la plaza Los Leones) se convirtió en el hogar de quienes limpian los vidrios o piden dinero en la zona, pero aquella situación se volvió crítica desde el inicio de este mes.

En la unión de las avenidas hoy día viven más de 20 personas, en su mayoría menores de edad y uno que otro adulto que los acompañan. Estos ciudadanos duermen dentro de un estacionamiento, usan la grama y una sábana como cama y, su oficio es pedir dinero.

Paola Cadenas, trabajadora de una tienda del C.C Río Lama, relata que algunos de los niños vivían en Uribana y Duaca, pero decidieron abandonar su hogar dado que sus padres eran delincuentes; sin embargo hoy día se dedican a otro tipo de crimen.

“En las noches violan la seguridad de todos los centros comerciales de la zona para robar el cableado o cualquier cosa que puedan y en el día se dedican a la tarea de amenazar a la gente para que les den dinero o comida”, expresó.

Igualmente, Cadenas asegura que a los habitantes de la zona al darles lástima su condición les dan a diario comida y ropa, lo que ha originado que se corra la voz e incremente el número de niños que adoptan la indigencia como un estilo de vida.

Por otro lado, un habitante de la zona que no se quiso identificar, detalla cómo al sitio llegó a vivir una pareja joven, sana y fuerte cuyo oficio es poner a cinco menores de edad a pedir plata. “Lo que inició como tráfico de niños para pedir dinero hoy día se convirtió en un peligro para nosotros. Todos los centros comerciales de la zona han sido robados por este grupo de supuestos indigentes, ya ni siquiera se pueden salir de noche como antes porque agarran a los transeúntes a botellazos o golpes para quitarles los celulares”.

A medida que pasan los días la anarquía incrementa al este de la ciudad.Trabajadores afectados alegan que no pueden hacer nada al respecto porque los delincuentes son menores de edad y la Ley los protege, pero ven con más asombro que nadie haga nada por su bienestar. “Los niños de las calles se pueden rescatar pero en este país no existe nadie interesado por las necesidades del pueblo, ni la oposición ni el oficialismo. Los políticos lo único que quieren ver es quien firma el cheque y no velar por las necesidades sociales”, expresó Jaime Colmenares, comerciante.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios