Pacientes del hospital de Carora a merced de asaltantes y borrachos

Richard Alexander Lameda | Fuente digital |

La preocupación de pacientes y visitantes es latente en pasillos y áreas externas del Hospital General Dr. Pastor Oropeza de Carora ante la presencia de delincuentes y borrachos ahí instalados, porque no hay seguridad por parte de los organismos competentes que eviten este estado de peligro.

Así lo manifestaron familiares de pacientes que acuden a saber sobre el estado de salud de sus seres queridos a este centro asistencial de la capital del municipio Torres.

Varios de ellos señalaron que sujetos utilizan esas instalaciones para sorprender a sus víctimas en las áreas internas, a quienes atracan cuando se movilizan por el primer centro de salud para salir en busca de algún medicamento, o llevar una muestra para un examen en un laboratorio fuera del hospital.

Un familiar puntualizó que un sujeto se cruzó con ella por el área pediátrica y estuvo a punto de asaltarla, cuando ingresó a llevar a su nieta para que la nebulizaran, cerca de las 10:30 de la noche.

El delincuente no logró su objetivo, en virtud que la dama observó sus intenciones y echó a correr por los pasillos antes que la interceptara, escapó rápidamente y logró llegar con suerte al área de atención de niños, con la bebé en brazos, donde recibió la respectiva atención.

Sin embargo, el peligro seguía, toda vez que le indicaron que allá afuera, por el área de emergencia de adultos, unos sujetos en la oscuridad pretendían robarle su camioneta, por lo que corrió a avisarle al funcionario policial destacado en el lugar para que la ayudara, pero le informaron que estaba durmiendo.

No le quedó otra alternativa que salir exponiendo su vida, aunque al verla sola e indefensa un grupo de personas la acompañó para que moviera su vehículo a otro lugar iluminado antes que se lo llevaran.

El resto de familiares manifestaron que mujeres y hombres consumidores de alcohol tienen el hospital de Carora como su casa para pernoctar en el mismo, algunos de los cuales muestran agresividad y violencia contra el personal y visitantes.

Por este atentado contra la vida de quienes acuden y laboran en este centro asistencial, afectados demandan de las autoridades encargadas de la  seguridad apostamiento de más funcionarios de la policía, no solo de día sino en la noche y madrugada para el resguardo de todos.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios