jueves, febrero 29, 2024
InicioA esta horaOficial de la PNB recibió herida letal durante procedimiento

Oficial de la PNB recibió herida letal durante procedimiento

-

Cuando  ejecutaba  un procedimiento cuyo objetivo, presuntamente, era la recuperación de una moto robada, la noche de este sábado, Ángel Alejandro Pérez Tamayo recibió un disparo en la zona abdominal que le causó una herida que su organismo no pudo resistir. Murió en el Hospital Central Universitario Antonio María Pineda (Hcuamp), adonde fue trasladado desde el ambulatorio Doctor Rafael Vicente Andrade de Barrio Unión.

Durante la persecución para  atrapar a los delincuentes en el sector El Bolívar del barrio La Peña, al norte,  se  produjo el intercambio de  disparos. El  oficial, de 24 años de edad, actuaba  acompañado del funcionario Rafael David Terán Rodríguez, de 23 años, a quien también  lo alcanzó  un proyectil, pero se  incrustó en el chaleco  antibalas sin generarle ningún  daño.  El difunto  también tenía el implemento de protección, pero  los familiares suponen que estaba  vencido porque tenía cinco años con el mismo  chaleco.

- Publicidad -

Pérez  Tamayo iba en el asiento  detrás de Terán, quien conducía la moto asignada para hacer el patrullaje. Conforme a versiones no certificadas por la institución de seguridad, el procedimiento lo emprendieron en total tres parejas de oficiales  de la PNB del cuadrante de motorizados. No obstante, familiares creen posible que actuaron  solo dos uniformados y eso  dificultó la defensa.

Tan pronto como ocurrió el  suceso  se  organizó   una comisión con funcionarios de la Dirección de Inteligencia y Estrategias Policiales y la brigada motorizada para salir en la búsqueda de los responsables del crimen.

Al cabo de unas horas, localizaron a cuatro  presuntos  involucrados con el caso, en el barrio La Peña, cerca de la quebrada  del Barrio Bolívar.  Anderson  Javier  Vizcaína Alemán (18), Arnaldo Rafael Arriechi Castillo (22), Deulis Javier Escobar Torrealba (21) y Nelson David Escobar Torrealba son los investigados por el  caso.

- Publicidad -

A ellos se les incautó un envoltorio de  presunta droga, tipo crispy, un revólver calibre 38, tres conchas del mismo calibre, dos pistolas de fabricación  rudimentaria, un cartucho calibre 44, otro sin percutir calibre 38. Además, retuvieron dos motos Empire modelo Horsen, una negra y una azul.

 

Apasionado por el oficio

Cinco  años de servicio  acumulaba el oficial Pérez Tamayo en la PNB. Apenas terminó el bachillerato se  inscribió en la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (UNES). Se graduó en la primera cohorte del estado Lara. Salvo por un par de guardias que hizo en la emergencia del hospital central, el resto del trabajo lo cumplió como parte de la brigada de motorizados, cuadrante 13 de El Trompillo.

Criarse en una familia conformada por  varios  funcionarios tanto de la policía estadal  como  del Cuerpo de Investigaciones Científicas,  Penales y Criminalísticas probablemente contribuyó a que sus preferencias  se inclinaran hacia el oficio en cuya práctica perdió la vida.

“Los hijos cuando les gusta algo uno como padre no puede cortarle las aspiraciones”,  reflexionó el progenitor de Pérez Tamayo, Ángel  Pérez, un funcionario de  Polilara  con 34 años de labor en esa institución. Por eso, reconoció, aunque no estaba totalmente de acuerdo  con  la decisión del menor de sus hijos  lo apoyó, como lo hizo con el  mayor cuando se unió a las filas de la policía regional.

El joven era el menor de tres hermanos, “el consentido” de  la mamá, María Tamayo. Ella, comentó el padre,  estaba  desconsolada  por  la muerte  de “uno de sus ángeles”, como decía, porque  son una familia de tres hijos varones, todos  bautizados con el  primer nombre del papá, Ángel.

El papá declaró que esperan por la solución del caso: “Uno está apegado a la ley. No debe uno tomar la justicia por sus propias manos”.

En el ambiente laboral a Pérez Tamayo lo recordaron como un buen compañero que asumió con valentía el trabajo. “El que está aquí  es porque le gusta”, dijo uno de los compañeros egresado en la misma promoción.

El  oficial caído vivía junto con sus padres en el barrio Yacural, en Santa Rosa.

 

Cayó herido en Palavecino

En la emergencia del Hospital Central Universitario Antonio María Pineda (Hcuamp) de Barquisimeto atendieron la madrugada de este  domingo a Yunior Eduardo Colina Castillo, de 25 años de edad.  Llegó  en un  vehículo de traslados del ambulatorio de Cabudare  con un disparo en la cabeza, pero  falleció  más tarde.

El  hombre fue llevado  malherido al centro asistencial del municipio Palavecino en un carro y lo dejaron sin compañía. Luego,  lo enviaron al hospital central, donde murió aproximadamente dos horas después.

Datos recabados en la emergencia del recinto de salud apuntan  a que a Colina lo balearon en  el sector Coco e’ Mono, en Palavecino.

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -
- Publicidad -

Debes leer

Lula insiste en Guyana en que América Latina debe ser una «zona de paz» #29Feb

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, insistió este jueves en Georgetown en que América Latina debe mantenerse como «una zona de paz», pues la guerra «solo trae destrucción» y «sufrimiento» para las sociedades.
- Publicidad -
- Publicidad -