FOTOS: Trabajadores del aseo tomaron la Alcaldía para presionar

José Manuel Zaá | Fotos: Iván Piña |

Con camiones de recolección de basura atravesados en la carrera 17 de Barquisimeto (esquinas de las calles 24 y 25), un grupo de trabajadores de la empresa Sateca tomó el Palacio Municipal de Iribarren, como a las 9:00 a.m. de este miércoles, para exigir el pago de deudas salariales que mantendría la contratista con los más de 450 obreros del aseo urbano; no obstante, aclararon que no han detenido ni detendrán sus responsabilidades laborales.

Eran aproximadamente unas 70 personas, quienes produjeron que la entrada a la institución fuese resguardada por la Policía Municipal.

Explicó el representante del sindicato, Ángel González, que el contrato colectivo establece el pago obligatorio de 20 días de utilidades durante las primeras dos semanas de enero, pero hasta ahora no se ha hecho efectivo.

Criticaron también el atraso en la dotación de uniformes e implementos de seguridad y el retraso en el ajuste del incremento salarial.

Explicó González que son exactamente 480 trabajadores, entre recolectores y barrenderos, que necesitan el dinero por el cual han trabajado y requieren cuanto antes para paliar la crisis económica que agobia a los venezolanos.

“Estamos laborando normalmente. Esto es solo una medida de presión para que nos paguen (…) La empresa estaba pidiendo créditos a los bancos para pagar, pero colapsó”.

El retraso es de Corpoelec

Sobre el tema se consultó al director del Instituto Municipal de Aseo Urbano y Domiciliario de Barquisimeto (Imaubar), Miguel Rojas, quien aclaró que la responsabilidad de la remuneración recae sobre Sateca y Corpoelec.

Por ello, en horas del mediodía el grupo de trabajadores emprendió una caminata hasta la sede de la compañía eléctrica ubicada en la avenida Vargas con carrera 24.

Allí las autoridades se comprometieron a hacer un depósito el día de hoy.

Pasan el día sin hacer nada

Los empleados del aseo barquisimetano expusieron a EL IMPULSO que, por la falta de unidades en funcionamiento para compactar, aproximadamente unas 30 personas entre choferes y recolectores pasan el día sin hacer nada en la sede de la contratista.

Aseguraron que más del 50 % de la flota está accidentada (al menos 50 vehículos) y únicamente salen a las calles entre diez y 12 camiones a recoger basura, a veces solo cinco.

Cauchos y repuestos son los principales inconvenientes para la puesta en marcha de todas las unidades. “Si no hay plata, si no nos pagan, cómo se invierte en los camiones, cómo se compran los repuestos. Nosotros cumplimos con nuestro trabajo a pesar que trabajamos con las uñas”.

Temen perder su sustento

Los afectados declararon que las intenciones del alcalde Alfredo Ramos, son que Sateca desaparezca como sucedió con Urbaser en el 2013, razón por la cual seguirían unos 160 individuos desempleados.

Por ello les han quitado terreno de trabajo (ahora recolectan desperdicios desde el sector Veragacha hasta la avenida Rotaria y el sur de la ciudad), para otorgárselos a Fospuca, una nueva compañía recolectora de residuos sólidos que empezó a operar en la capital larense desde julio del año pasado.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios