Hampa común cobra la vida de sexagenario

José Manuel Zaá | Iván Piña |

El hampa común que continúa desatada en las calles venezolanas cobró la vida de un sexagenario barquisimetano, la mañana de este domingo, luego de que la víctima fatal se opusiera al robo del vehículo.

El terrible suceso se registró al frente de la vivienda del hoy difunto, ubicada en la carrera 25 entre calles 19  y 20 de la ciudad.

Se cree que Hernán José Crespo Oviedo, nombre del occiso, pretendía salir de su casa a bordo de la camioneta de uno de sus tres hijos, cuando fue interceptado por motorizados armados.

Al negarse a entregar el automóvil, los malhechores le dispararon en la cabeza, específicamente en la región parietal derecha. Los hampones no se propusieron a terminar el atraco, sino que emprendieron la huida inmediatamente.

A pesar de la gravedad de la herida, el hombre de 63 años de edad permaneció luchando por su vida por unos minutos.

Llegó con signos vitales al Hospital Central Universitario Antonio María Pineda (Hcuamp), aproximadamente a las 8:00 de la mañana, y, según el reporte policial, él mismo explicó lo que había sucedido. Sin embargo, dejó de respirar como dos horas después.

“¡Lo que queremos es que se vaya este Gobierno que no hace nada! Una víctima más de la delincuencia”, gritó una familiar de Crespo Oviedo al notar la presencia de los medios de comunicación en el sitio del suceso; no obstante, los allegados se negaron a aportar cualquier tipo de información y de manera agresiva hicieron que el equipo reporteril de EL IMPULSO se retirara.

Hernán José era técnico en refrigeración y aparentemente su esposa y tres hijos estarían fuera del país.

Era cristiano evangélico y concurría a una iglesia llamada Global Barquisimeto.

 

Investigan

Las cámaras de seguridad de algunos comercios cercanos pudieran dar pistas al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) sobre lo ocurrido, para ayudar a la identificación de los criminales.

Los familiares, a las afueras de la morgue del Hcuamp, hicieron llamadas claves para empezar cuanto antes con las averiguaciones.

 

También por el carro

Entre la vida y la muerte se debate Jairo Julián Galeano, un administrador de 40 años de edad, quien resultó baleado por unos hampones que lo despojaron de su carro.

El hecho se registró en Patarata, al este de Barquisimeto, como a las 9:50 de la noche de este sábado.

Galeano ingresó a la emergencia del Hospital Central, como a las 10:07 p.m., con heridas por arma de fuego en su cara y cuello. Ninguna de las balas se alojó en su organismo.

Jairo Julián es oriundo del estado Barinas, pero hace un tiempo se mudó al estado Lara para residenciarse en Cabudare. Su estado de salud es reservado y se mantiene bajo estrictos cuidados.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios