Un cuarto de siglo buscando tesoros

Marlyn Silva | Foto: Edickson Durán |
PIJAMADA EN LA SALA ALTERNATIVA. 05/04/2017. FOTO: EDICKSON DURAN.

“Hacer de las clases  una obra de arte” fue la convicción de Isabel  Delgado durante más de 30 años de servicio como docente y culminada  su etapa  como educadora  la afianzó  para  echar a andar el  proyecto  personal Buscadores de Tesoros, una semilla hoy  convertida en  un sólido árbol de 25 años de fundación dedicados al estudio y admiración del arte. Los  logros  fueron  desgranados, ayer, en  una conferencia  desarrollada en la Sala Alternativa de El Impulso.

La idea tuvo sus  primeros destellos en 1992 entre un grupo de alumnas de bachillerato del Colegio Las Fuentes de Barquisimeto y actualmente ha convocado  46  cursos relacionados con el arte, algunos de estos enlazados  con la Fundación  Juan Carmona, como el Taller de Apreciación Artística.  Las clases que  comenzó a dictar Delgado en  su residencia  para grupos  pequeños de adultos pasaron a  ser jornadas más  numerosas en  los salones del  edificio EL IMPULSO  y la enseñanza la agradecieron quienes  acudieron esta miércoles a escuchar la historia de cada  nueva  rama alargada a partir de  Buscadores de Tesoros.

Marielba Gordido halagó  de  Delgado  la metodología  para  compartir con los otros  sus  conocimientos, porque, dijo,  la identifica el factor sorpresa en cada clase, la  pasión por el arte y  su  constante  insistencia de avivar la curiosidad.

Fundamentado cada sub proyecto en los principios de Leonardo Da Vinci, fuente principal de inspiración para  Delgado, paralelo  a Buscadores de Tesoros  y motivados por la sed de enriquecimiento  intelectual, de sociabilizarlos  y fortalecer  valores como  la solidaridad, la fraternidad  y el respeto,  de a poco, han ido  surgiendo  otros  equipos de trabajo,  como el de teatro y la lectura.

Roberto  Valecillos, encargado del programa Patio Interno,  recordó cómo desde la vinculación del teatro con la plástica  se despertaron  talentos de las artes escénicas y se  educaron  mediante  charlas  y  dinámicas.  “Amor en cinco tiempos”  y “Hay  un camino” son  dos de las piezas  que  ha presentado públicamente el  grupo de teatro.

El  más  reciente montaje  fue  “Don Juan  Tenorio, el seductor de mujeres” para microteatro  y  prevén para este año  mostrar “Romeo y Julieta”  también en formato de 15 minutos.

En mayo  2011,  se  sumó  otro apéndice  con el grupo de lectura  encabezado por Yolanda Herrera. Se  reúnen una vez al mes varias lectoras  para “hacer del  libro un elemento  aglutinador”,  definió  Herrera durante su ponencia.  Se entusiasmaron con la idea  24 “buscadoras de tesoros” y  hasta la fecha  han  compartido el contenido de casi  50 libros.

Los viajes  para apreciar el arte dentro del estado Lara, luego en otras regiones de Venezuela  y  finalmente en el extranjero también  forman una  parte importante en el  crecimiento de Buscadores de Tesoros. Para recordar  las anécdotas  de los recorridos estuvo Pierina Pereira. Egipto  fue el primer destino internacional y antes de ir estudiaron, gracias a un compendio elaborado por Delgado,  durante dos meses la teoría. Posteriormente, fueron a Grecia  y terminaron en Ecuador, Perú, Colombia y México.  En cada viaje,  resaltó Pereira,  no solo apreciaron las manifestaciones artísticas sino que  también  pusieron a prueba  los valores de los buscadores: comprensión, apoyo, afecto, hermandad.

En el camino de este cuarto de siglo han aflorado además   rituales como lo cofres  que  dejan en parajes emblemáticos como símbolo de los deseos guardados en el interior de cada buscadora de tesoros, la siembra de árboles, la eucaristía de acción de gracias y la  ruta de los bastones,  enumeró Rebeca Prado.

No hay señales de cesar. Sí ideas florecientes para seguir difundiendo el arte con la metodología de Delgado  y el amor por el arte.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios