Avance categórico de Guaros de Lara

Francisco Vega Riera/Enviado especial | Foto: Cortesía Guaros de Lara |

Los Guaros de Lara resistieron tempranos problemas de faltas, un juego muy físico y de ánimos caldeados e incluso algunos problemas con los tiros libres y segundas oportunidades concedidas, para arrebatarle a los Trotamundos de Carabobo el quinto partido de la serie semifinal B (4-1) y avanzar a la gran final de la Conferencia Occidental en la Liga Profesional de Baloncesto (LPB) 2017, mediante una victoria por 97-92 en el Fórum Plaza Arena.

Nate Robinson se puso en modo NBA, incluso después de provocaciones, al concluir con 29 puntos (de 7-5 en triples) y cuatro asistencias, con lo que ayudó a que los crepusculares terminasen la noche con 14 triples en 27 intentos y hasta 29 asistencias por apenas ocho pérdidas contra un rival fundido en lo anímico y que un par de horas antes perdió por renuncia a su entrenador, el argentino Rubén Magnano, reemplazado por el primer asistente Jesús Cordovez.

Lazar Hayward, pese a tres fouls muy temprano, incluido uno técnico, terminó la noche con 15 unidades, Gregory Echenique completó un doble doble de 14 puntos y 13 rebotes, Heissler Guillent aportó 11 con seis asistencias, José Vargas les siguió con 10 y siete asistencias y el reserva estrella, Elvis Báez, anidó 10 en otra inspirada actuación.

Trotamundos, que perdió por expulsión tanto a Pedro Chourio como a David Cubillán por altercados con Robinson al final del segundo parcial, no pudo salvarse ni siquiera con la inspirada noche de Alexander Morillo (25 puntos), el habitual ataque de Ricardo Powell (23) ni el doble doble de Diamon Simpson (13 puntos y 13 rebotes).

A aniquilar

Guaros venía con arduos deseos de acabar la serie y volver a casa sin incertidumbres, a esperar con tranquilidad al ganador entre Toros de Aragua y Cocodrilos de Caracas, serie ahora dominada por los astados, 3-2. Abrió con Nate Robinson, José Vargas, Luis Bethelmy, Lazar Hayward y Gregory Echenique y los locales lo hicieron con David Cubillán, Anthony Pérez, Ricardo Powell, Diamon Simpson y Josh Powell.

El primer parcial terminó 20-20 y Robinson metió 16 de esos 20. Lucía imparable, como poseído y dispuesto a mostrar su versión más irreverente. Incluyó cuatro triples (un par casi desde la media cancha) y todo lo que lanzaba lo acertaba. Del otro lado, los tres importados producían 17 de esos primeros 20.

Robinson siguió en la misma tónica, ahora acompañado por Guillent, para que los larenses tomasen ventaja de cinco puntos (27-22) tras apenas un minuto y medio. Después de un tiempo muerto, Trotamundos salió a pegarle a Robinson, provocarlo y hasta exasperarlo, aunque el NBA también hacía su parte al divertirse luego de cada canasto. El incidente con Chourio y Cubillán casi al cierre fue un punto de quiebre. El Expreso Azul había anotado cinco triples para tomar ventaja de 48-45 pese a nueve puntos de Guillent y siete de Robinson.

En el tercer parcial, Morillo asumió el rol de Cubillán y Chourio y con su propio festival de puntos (13) y la ayuda de Simpson, mantuvo a los suyos arriba (74-73), mientras pasaban tiempo fuera por faltas Robinson, Hayward y Vargas, todos con tres. Un cierre de 5-0, alimentado por un Elvis Báez incisivo en defensa, sería el buen augurio para los últimos diez.

Báez empató el juego (76-76) con un triple a falta de nueve minutos y Hayward, en su regreso, produjo ocho de sus 15 en esos minutos claves, además de evitar las segundas oportunidades que tanto habían tenido temprano los locales. Triples de Hayward, Bethelmy, Báez y Vargas en el cuarto fueron oxigenantes ante un contrario que vivió del ímpetu de Morillo, un par de penetraciones de Ricardo Powell y poco más, sin duda extenuado por el rigor de estos encuentros. Intentó despedirse con dignidad pero fue barrido ante su gente. Guaros esperará hasta el próximo jueves 15 para abrir la final de conferencia

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios