Guaros continúa con paso arrollador ante Cocodrilos

Francisco Vega Riera | Foto: Luis Salazar |

Dos victorias aplastantes ante el vigente campeón de la Liga Profesional de Baloncesto (LPB) dicen mucho de un aspirante a hacerse con su primera corona como franquicia. Los Guaros de Lara sometieron a Cocodrilos de Caracas con contundentes pizarras de 108-89 y 110-92 en ruta a una ventaja de 2-0 en la serie final de la Conferencia Occidental 2017, en el Domo Bolivariano de Barquisimeto y viajan este domingo a la capital del país a tratar de mantener ese paso arrollador.

Los entrenados por el argentino Guillermo Vecchio (con récord de 16-3 desde que asumió el equipo) fueron un alarde de juego colectivo (52 asistencias en 80 minutos) y de acierto desde el perímetro (de 55-24 para un 43.6 por ciento), en dos cotejos en los que al menos seis de sus jugadores produjeron 10 o más puntos.

La superioridad de Gregory Echenique en la zona pintada como recurso se notó en grado superlativo con un doble doble en el primer duelo (24 puntos y 11 rebotes) y un no menos preponderante cotejo (14 unidades y seis capturas) en el siguiente, ayudado por un Néstor Colmenares que viene del banco a darlo todo (11.5 puntos, 7.0 rebotes, 3.5 asistencias entre los dos choques).

El nivel de juego de Nate Robinson va de NBA a Playstation en lo que va de postemporada. Si en estos juegos aportó 20.5 puntos y 6.0 asistencias, desde que inició el playoff su promedio es de 20.1 puntos y 5.5 asistencias en seis juegos (en cinco con 18 o más puntos), además de 12 de 31 triples y 21 de 25 tiros libres.

Si a eso se suma la labor de Heissler Guillent (14.5 puntos, 5.5 asistencias en dos juegos), quien al estilo del quinteto vinotinto viene del banco a hacer la diferencia en sociedad con Robinson, es poco lo que puede pedirse.

José Vargas ha anulado a los anotadores saurios (9.5 puntos y 3.5 asistencias) y Luis Bethelmy ha sido sinónimo de aporte integral con 12.0 puntos, 5.5 rebotes, 4.5 asistencias, 1.5 robos y 1.0 bloqueos.

Para destacar el doble doble de Lazar Hayward en el segundo partido de la serie (8.0 puntos, 6.0 rebotes en lo que va de serie) y el hecho de que se ha podido resguardar a un recién recuperado Zach Graham en su regreso a la acción (5.5 puntos). Elvis Báez también se lució con 10 puntos (dos triples) en el primer cotejo.

El coach Guillermo Vecchio se mostró complacido por la forma en la que su plantilla manejó las situaciones en ambos duelos, en especial en el segundo. “Fue clave el segundo cuarto. Tenemos algo en nuestra cuenta bancaria con estas dos victorias. La defensa estuvo aceptable. El juego tuvo ratos extradeportivos y eso por momentos nos sacó, pero volvimos a nuestro sistema”.

Destacó “el juego defensivo de Lazar (Hayward) que estuvo muy bueno, aunque estoy contento en líneas generales con todos los muchachos. Iremos noche a noche en Caracas, no hay otra manera”.

En esa misma tónica se expresó el base Heissler Guillent, quien en el segundo juego encestó seis triples y terminó con 24 puntos y siete asistencias. “Cada juego es más importante que el anterior. Nos mantuvimos enfocados a pesar de ciertos problemas fuera de la cancha. Debemos pasar la página. Así hayamos ganado, ahora hay que pensar en el juego tres”.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios