FOTOS: Comerciantes del mercado de La Carucieña esperan créditos

Angélica Romero Navas | Fotos: Karen Paradas |

“Yo vi a mis clientes fijos, a los mismos que yo les daba crédito, sacar la mercancía en cestas. Aquí robó todo el mundo, la gente mala y los supuestamente buenos también” recuerda Mariolis Graterol, comerciante del puesto 41 del mercado Periférico de La Carucieña, saqueado la noche del 29 de junio y que desde entonces permanece con las santamarías abajo, todos los comerciantes deben empezar desde cero.

Esa noche había trancazo en la entrada de El Garabatal, los que manifestaban quemaron la carpa de los militares y llegaron al mercado, violentaron los portones y arrasaron con todo a su paso: víveres, carne, charcutería, quincallería, ferretería y hasta con las pocetas de los baños. De los 95 locales, 78 fueron saqueados a la vista de sus propietarios quienes no pudieron impedir el hecho porque muchos estaban armados.

Los organismos de seguridad no actuaron, según el relato de los afectados, efectivos de la Policía Nacional Bolivariana se limitaron a detonar dos bombas lacrimógenas para espantar a los aprovechadores, pero se fueron y el saqueo continuó hasta las 3:00 de la madrugada del 30 de junio.

José Gregorio Oropeza, propietario afectado, tenía 29 años vendiendo víveres y charcutería en el mercado, sus pérdidas superan los 250 millones de bolívares. Tenía todo su capital invertido en su negocio, el único sustento de su familia. “Ahora sólo comemos frijoles y una arepa de vez en cuando, quedamos en una situación precaria, no tenemos como levantar esto”, dice.

Jhensin Bravo, dueño de los locales de ferretería 176 – 177, estima haber perdido más de 800 millones de bolívares, de su negocio se llevaron herramientas, computadoras, y sistemas de contabilidad. “Esas personas no pueden decir que fue por hambre, fue por vandalismo”.

Josué Torres, propietario de un negocio de granos, señala que se enfrentó a los saqueadores, todos conocidos, para evitar que se llevaran su mercancía, pero pudo rescatar muy poco, “ahora si están pasando hambre, por ahí vienen buscando comida pero ya no hay qué comprar”.

El mercado que laboraba de domingo a domingo, tiene dieciocho días sin abrir, más de 200 asociados sin ingresos, deudas a proveedores, más de 300 empleados sin sueldos y más de 75 mil familias que se beneficiaban del mercado de los sectores de La Carucieña, Garabatal, 5 de Julio, La Lucha, Pílade Montezuma, la 60, Titicare, 12 de octubre, Lomas de León, Brisas del Turbio, José Félix Ribas, Antonio Ricaurte y otros, quedaron sin acceso a los alimentos.

Dixon Silva, presidente de la asociación de comerciantes del mercado de La Carucieña, dijo que hasta ahora, no tienen fecha de reapertura, ni siquiera la certeza de que vuelva a tener la operatividad de antes. Por ahora están a la espera de un proyecto de financiamiento de Corpolara. Luis Reyes Reyes y Luis Jonás Reyes, verificaron daños y prometieron ayuda.

Iniciaran trabajos de pintura, alumbrado y sustitución de los portones de la entrada y la gerencia del Banco Bicentenario asentó un informe a cada comerciante y están a la espera de otra reunión para finiquitar acuerdos sobre los créditos.

Vecinos y representantes de las Iglesias católicas y cristianas de la comunidad también bridaron su aporte, unieron esfuerzos para la limpieza y mantenimiento de las áreas luego del saqueo y quieren pintar murales simbólicos en el área externa pero están en la búsqueda de apoyo para comprar la pintura.

La Alcaldía de Iribarren les propuso a los comerciantes apoyarlos con un aporte económico pero que para la magnitud de las pérdidas, es algo pírrico, asegura Silva. Por su parte, ningún funcionario de la Gobernación se ha hecho solidario.

Aunque hay más de 50 denuncias ante los organismos de seguridad sobre lo ocurrido en el mercado periférico La Carucieña, hasta ahora no hay detenidos.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios