Trabajadores y patrono deben evaluar consecuencias de la “Hora 0”

Sala de Redacción | Foto: Archivo |

Factores de la oposición venezolana convocaron la tarde de ayer a paro cívico de 24 horas para el próximo jueves 20 de julio. Sin embargo, la medida tomó por sorpresa  a representantes de trabajadores en el país, quienes se declararon en asamblea permanente.

Aunque durante varias semanas fueron citadas figuras como huelga nacional, paro cívico, paro productivo y hora 0, ninguna de estas había sido confirmada; tampoco se conoce cómo se aplicarán.

Al respecto, fue consultada la abogada laboral Maryolga Girán, quien manifestó que la convocatoria formulada por Freddy Guevara, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional (AN), no es una figura laboral, sino política contra el actual Gobierno, la cual involucra a  trabajadores, patrono y sociedad civil en general. Cada una de las partes, deberá asumir y analizar las consecuencias, puesto que no habrá figura legal ni organización que los proteja.

Manifestó que la medida podría ser tomada por el Gobierno como una acción ilegal y golpista, por lo cual su aplicación debe ser resultado de un consenso bien pensado entre patrono y trabajadores, quienes a lo interno se comprometan a sumarse o no a la convocatoria.

Ante el riesgo que correrían empleados públicos, de ser calificados por abandono de cargo y posterior despido, no negó la posibilidad de que exista una prohibición de participación en el paro cívico. Sin embargo, en los últimos días se han apreciado expresiones  de desobediencia,  como la protagonizada por empleados de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), quienes acudieron a la consulta del 16 de julio, vestidos con sus bragas rojas.

No negó que puedan aparecer listas discriminatorias y posteriores pases de factura.

Sobre los riesgos que correría la empresa privada, manifestó que la amenaza de expropiación “siempre ha estado y estará presente”, por tanto la ejecución de este paro, deberá ser resultado del respaldo mutuo entre empresarios y trabajadores.  La ausencia o presentación  de alguna de las partes en los puestos de trabajo, puede representar problemas.

 

Los representantes sindicales

Sobre el paro convocado, Héctor Contreras, vocero para Lara de la Confederación Venezolana de Trabajadores (CTV), dijo estar de acuerdo con la figura de protesta, pero no  con la manera como se hace el llamado, motivado a las connotaciones legales.

Sin embargo,  sostienen que la confederación se ha declarado en emergencia y reunión permanente para debatir al respecto, ya que como en otras ocasiones seguirán apoyando las iniciativas cívicas y democráticas. También instan a los trabajadores a analizar en el seno de sus empresas y sus familias esta convocatoria.

En este sentido, recordó que en convocatorias a plantones, han sido los mismos trabajadores quienes han decidido  salir a la calle en las zonas industriales del país, entre estas Barquisimeto, lo cual demuestra un alto grado de consciencia sobre la situación del país.

“El país, técnicamente está parado productivamente. Las cementeras están paralizadas, Sidetur y  Alentuy están paralizadas, al igual que el campo. Lácteos Los Andes, a duras penas trabaja. El sector industrial trabaja al 27 % de su capacidad operativa y la flota del sector transporte sólo se mantiene operativa 35 %”, comentó Contreras, quien manifestó que el Gobierno Nacional es responsable de dicho estado de calamidad, producto de sus erradas políticas.  Se espera que en las próximas horas centrales sindicales como la CTV dicten medida a sus filiales.  Sin embargo, sostienen que el éxito de la iniciativa dependerá de la suma de liderazgos colectivos.

Al conocerse la convocatoria se intentó contactar a representantes sindicales como Marcela Máspero de la Unión Nacional de Trabajadores (Unete), Iván Freites de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros y José Navarro de Alianza Sindical Independente (ASI). Sin embargo, no se pudo sostener ninguna comunicación.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios