AN no compareció ante la Constituyente por ser un poder de facto

Juan Carlos Salas | Foto: Archivo |

Por considerar que la Asamblea Nacional Constituyente “es un poder de facto”, a través de un comunicado, la Junta Directiva de la Asamblea Nacional, presidida por el diputado Julio Borges, y en la primera y segunda vicepresidencia por Freddy Guevara y Dennis Fernández, respectivamente, informaron que no comparecerán “ante la mentira constituyente”.

“No estamos obligados a hacerlo. En cambio, tenemos el deber de permanecer del lado de la Constitución de 1999 y de los más de catorce millones de electores que nos convirtieron en legítimos representantes de la soberanía popular”, precisan.

Sostienen que la ANC «es una mentira, una estructura de dominación nacida al margen de la Constitución de 1999 y de espaldas al pueblo. Fue convocada sin un referéndum popular, destruyó la universalidad del derecho al voto, fue pobremente avalada por dos millones de venezolanos, tiñó de sangre la conciencia del país y ha sido desconocida por el pueblo mayoritario de Venezuela, por la comunidad internacional y por la Asamblea Nacional. Por eso, reiteramos que desconocemos la fraudulenta Asamblea Nacional Constituyente, sus mandatos y todos los actos emanados de la misma: ¡la única Constitución que encarna la justicia del pueblo de Venezuela es la de 1999!»

El Poder Legislativo nacional, sostiene que el principal aliado de la paz es la justicia.
«Por eso, en Venezuela no encontraremos sosiego mientras prevalezcan niveles escandalosos de desigualdad y miseria. Esta es la principal motivación de todo nuestro esfuerzo: desterrar el hambre, superar la pobreza, alcanzar la justicia social y abrir las puertas al progreso», precisan.

En el documento aseguran también que es necesario buscar mecanismos que permitan la salida del letargo que actualmente vive Venezuela por culpa del proyecto revolucionario.

“Urge encontrar caminos que permitan transitar de la devastación del proyecto revolucionario a la construcción de la democracia. Rescatar el voto y hacer prevalecer el sentir de quienes demandan un cambio político es nuestra meta fundamental. Este propósito no es sencillo. Enfrentamos un régimen de vocación autocrática que se aferra al poder con tozudez y se niega a escuchar al pueblo. Pero la dificultad del reto no debe hacernos extraviar el camino”, sentencia el comunicado.

Asimismo los parlamentarios aseguran que “estamos dispuestos a transitar cualquiera de los dos caminos que existen para restituir el orden constitucional: el de un entendimiento serio, creíble, con verificación internacional y cuyo principal objetivo sea la restitución del orden constitucional; o el de la profundización de la lucha en todos sus ámbitos y con todas sus consecuencias”. El documento concluye señalando que «en nuestro futuro de libertad recordaremos con orgullo las luchas que hoy nos unen y que serán cimiento para la democracia que construiremos juntos.

Hoy podemos repetir con grandeza de alma las palabras que Andrés Eloy Blanco, quien conociendo lo más profundo de nuestro ser, pudo gritar en honor al alma criolla: “no hay en la tierra un pueblo de mayor resistencia ni más bueno que el mío”.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios