“No sabemos por qué lo mataron si él entregó todo”

José Manuel Zaá | Fotos: Ángel Zambrano |

“Él era una persona muy buena, no peleaba con nadie y mucho menos se iba a oponer al robo porque no era materialista. Él se arrodilló y aún así le dispararon, solo Dios sabrá por qué lo hicieron”.

Con esas palabras se pronunciaron familiares de Orlando Alí Sangronis, de 31 años de edad, sobre el asesinato de su ser querido; ocurrido en horas del mediodía de este domingo, en el municipio Palavecino del estado Lara, puntualmente en la urbanización Piedad Norte.

A las afueras de la morgue del Hospital Central Universitario Antonio María Pineda (Hcuamp) de Barquisimeto, la mañana de este lunes, los parientes de esta víctima de la delincuencia explicaron que Orlando Alí salió de su residencia, en horas de la mañana, hacia la iglesia evangélica en la que era líder y músico.

Allí pasó horas tocando guitarra durante su primer servicio, hasta que tuvo que retornar en su Aveo, marcha Chevrolet, a buscar un cable de su instrumento para poder seguir alabando a Dios a través de la música; le tocaba el segundo servicio. Eran como las 11:30 p.m. del domingo y solo tenía que recorrer algunas cuadras.

Al llegar fue interceptado por unos motorizados armados que lo hicieron descender de su vehículo. Luego lo despojaron de celular y otras pertenencias.

Vecinos de Sangronis se dieron cuenta de lo ocurrido y pedían a gritos que lo dejaran quieto; sin embargo, le dispararon con un arma de fuego en la región pectoral izquierda. Los maleantes se fueron en el carro y la moto.

Una persona muy familiar

“Orlando tuvo muchas pérdidas económicas. De hecho se vino de San Cristóbal para acá por la inseguridad. Allá perdió un capital importante y empezó de cero aquí”, esbozaron allegados a Orlando Alí para afianzar su perfil de persona desprendida de las cosas materiales.

Comentaron que comerciaba con zapatos, bolsas de plástico y papel de embalaje.
Tras su partida quedan sin padre una niño de 8 años de edad, un pequeña de 5 y un bebé que posiblemente nazca la semana que viene -8 meses de gestado-.

“Que encuentren al que lo mató. En el cielo sabemos que Dios se encargará, pero también queremos justicia aquí en la tierra porque para eso existen las leyes”, sentenciaron.

Nueve muertes violentas este fin de semana

Durante el último fin de semana se registraron muertes violentas en cuatro de los nueve municipios del estado Lara. Palavecino e Iribarren concentraron más del 70 por ciento de los crímenes.

Entre los hechos sangrientos figura el asesinato de un cheff de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, llamado Manuel Alejandro Arevalo Bastidas, de 30 años de edad, quien habría forcejeado con unos delincuentes que intentaron robarlo, la madrugada del domingo, en la calle 9 –entre 9 y 10- de Barrio Unión.

En Quíbor, por su parte, fue linchado un sujeto que hasta ayer no había sido identificado. El hecho se registró la tarde del sábado en el sector Morundo.

También es de destacar el homicidio de un adolescente de 17 años de edad, suscitado la madrugada del domingo, en la carrera 19 entre calles 20 y 21 de Barquisimeto. Aparentemente se resistió al robo.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios