Inclusión de venezolanos en sistema de salud colombiano genera incertidumbre

Glorialba Revilla - @GloriRevilla /La Opinión | Foto: Cortesía El Nacional |

En vista de la masa de venezolanos emigrados a Colombia, se habilitó el Permiso Especial de Permanencia (PEP) como documento válido de identificación para optar por asistencia médica en el país vecino, en donde se benefician 864 venezolanos. Hecho que para el Instituto Departamental de Salud (IDS) es una preocupación.

Unos 653.000 venezolanos solicitaron la Tarjeta de Movilidad Fronteriza (TMF) y no se les ha sido aprobada, generando incertidumbre en el Instituto Departamental de Salud (IDS) por significar una sobrecarga en el sistema.

Sin embargo, Juan Bitar, director del IDS informó que han suspendido recursos para las personas «no afiliadas» puesto que no hay un decreto que diga cómo hacer estos pagos.

“El Gobierno Nacional destinó 3 mil millones de pesos para Norte de Santander, que no han sido desembolsados porque no hay un mecanismo para hacer retroactivo ese pago”, agregó el representante del IDS colombiano para compensar la atención de venezolanos exiliados.

De igual forma, Bitar dio a conocer su preocupación por el Hospital Erasmo Meoz ya que es el mayor facturador del Norte de Tibú.

No obstante, la IDS ha reconocido progresivamente los recursos por los afiliados extras, aseguró.

Destacó además, que entre los servicios médicos que brinda la institución colombiana se excluyen las enfermedades crónicas y requerimientos maternos.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios