Una cadena de errores fueron cometidas con una parturienta en Lara

KPR  | Foto: Ángel Zambrano |
FAMILIARES EN MORGUE 24102017 FOTO ANGEL ZAMBRANO

Yenise del Carmen Casu, de 33 años estaba en estado, tenía 30 semanas, su bebé tenía complicaciones cardiaca las cuales fueron descubiertas cuanto tenía cuatro meses, además ella y el feto estaban reteniendo liquido, por lo que las esperanzas de vida para el infante eran pocas. Se sabía que debía ser recibido por un pediatra especialistas, porque apenas fuera extraído debía ser sometido a una cirugía.

La embarazada era de la población de Píritu, estado Portuguesa, el domingo acudió al Hospital Cazal Ramos, en donde le indicaron que no había ambulancia y que allí no tenían los médicos para recibir al niño por lo que debía trasladarse hasta el estado Lara.

El primer error fue del médico comenta Naivic Casu, quien indica que el galeno nunca indicó que el traslado debía hacerse con urgencia. Al siguiente día su hermana amaneció con contracciones por lo que decidieron trasladarla de emergencia a Barquisimeto.

La llevaron al Seguro Social Pastor Oropeza, a las 8:30 de la mañana del lunes, a esa misma hora entregaba guardia el médico especialista, pero no se lo informaron, fue a las 11 de la mañana que le indicaron que debía ser remitida para el Hospital Central Antonio María Pineda. En una ambulancia fue enviada ella venía un poco mal y ya a las 11:30 la parturienta estaba en el principal centro asistencial y la atendieron en la sala de emergencia de las mujeres.

Allí tenían el informe donde indicaban que Casu debía ser sometida a una cesárea, además de las condiciones del niño.

Comenta Naivic que fue a la 1 de la tarde que fue subida a sala de parto, y al parecer la doctora que la recibió no leyó el informe y desde la emergencia no dijeron nada, en vista que vieron la cabecita del bebé afuera, pusieron a la mujer a parir y luego de una hora al ver que no podía decidieron hacer la cesárea.

La doctora informó como a las 3 de la tarde de lo sucedido, a la misma vez indicaron que el pequeño tenía el estómago grande por los líquidos retenidos y a la vez pidieron permiso para ligar a la dama. Posteriormente la doctora que la atendió manifestó que hubo una complicación en medio del parto y que debieron abrirla una vez más, porque cuando ya había sido cerrada, se dieron cuenta que tenía una hemorragia, al abrir nuevamente al parecer la matriz se había desprendido, hablaron de hacer estereotomía.

Naivic comenta que desde ese momento le dijeron que estaba mal, que había perdido sangre. El bebé nació sin vida y en el Hospital le informan a la familia que la madre tenía las horas contadas.

Fue a las 11 de la noche cuando informaron que había fallecido.

Su hermana piensa que ya a las 5 de la tarde, cuando su hermana fue entubada ya había fallecido, cree que las negligencias comenzaron desde Acarigua cuando el doctor no ordenó que fuese trasladada de inmediato, posteriormente en el Seguro duraron tanto para remitirla a la emergencia del Hospital, sin el debido informe de su situación.

La víctima era madre de un niño de 9 años y hace cuatro años tuvo una perdida de una niña la cual tenía los mismos problemas cardiacos que el bebé que iba a tener.

“Nosotros si nos esperábamos que el bebé muriera, pero mi hermana jamás. Las recomendaciones que yo daría es que dejen pasar a un familiar, porque ellas vienen mal y quien va a decidir por ellas debe ser uno, además de explicar como son sus condiciones ”, destacó Naivic.

La dama sería la séptima parturienta en fallecer en Lara en estas dos semanas.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios