#RevistaGala La ciudad de ChiangRai tiene…: ¡Polos opuestos!

Andrea Joseph @Galalarevista/andreajosephsilva |

Dicen que en esta localidad se encuentra el cielo y el infierno, representados por dos edificios: el Templo Blanco Wat Rongkhun y la Casa Negra Baan Dam Museum…

Aquí no aplica para los turistas la frase: “todos los templos de Tailandia son iguales”… porque en la ciudad de ChiangRai, se encuentran dos infraestructuras que dejan a cualquiera realmente con la ¡boca abierta! El primero es un templo budista contemporáneo, muy distinto al resto gracias a su originalidad, mientas que el segundo, levantará una mezcla de diversas sensaciones, al observar las irreales figuras que decoran el lugar.

Estos dos emblemas de la ciudad, son creaciones de dos arquitectos y artistas tailandeses nacidos en pueblos del norte, que estudiaron en Silapakorn University, la institución más famosa del país en la cátedra de artes. Los dos lugares son interesantes por sí mismos pero, lo más atractivo es su proximidad, que permite visitarlos el mismo día y conocer lo mejor de los dos mundos…

El Templo Blanco Wat Rong Khun

Tiene un diseño totalmente único, con un blanco inmaculado que representa la pureza de Buda y decorado con figuras que suelen avivar la admiración de todos los visitantes. Se comenzó  a construir en 1997 y aún no tiene una fecha clara de culminación, pero se especula que esté listo en el 2070.

El templo blanco fue planteado por el arquitecto Chalermchai Kositpipat, defensor del arte tradicional tailandés, imaginando desarrollar un inmenso complejo de nueve edificaciones que fueran completamente diferentes a los demás templos y que mostrase, la dedicación de un hombre a su nación. La sala principal no es muy espaciosa y para llegar a ella, se debe cruzar un pequeño puente rodeado de figuras de personas sufriendo y pidiendo limosna, donde el creador quería dejar el mensaje que “para llegar al cielo, primero hay que pasar por el sufrimiento”.

Aunque su principal elemento diferenciador es el majestuoso blanco, está acompañado de espejos, recargado al límite con formas puntiagudas simulando destellos, con detalles que le dan un aspecto surrealista. Incluso debes saber que… ¡Hasta los peces de la laguna son blancos!

La Casa Negra o Baan Dam Museum

Se encuentra a solo media hora conduciendo desde el Templo Blanco, donde empiezas a apreciar el inmenso contraste. Si podemos colocarle algunos adjetivos calificativos a esta estructura serían: atractivo, sombrío, tenebroso, complicado y especial. La también llamada “Black House”, empezó a construirse hace más de 35 años, fruto de la excéntrica inventiva del arquitecto tailandés, Thawan Duchanee, tratándose de un recinto ajardinado con 32 cabañas de diferentes formas y tamaños, donde destaca el color negro de la madera, que evocan al pasado de Tailandia.

Los amplios jardines que la rodean, están salpicados de otras construcciones muy misteriosas, como cápsulas, esculturas africanas, otros diseños abstractos y el interior de las cabañas, ha sido adornado con aires vikingos, cuernos, animales disecados, pieles, sillas, mesas de formas inverosímiles y antiguas herramientas de campo; incluso, la rareza va al extremo, que algunos cobertizos están pintados de blanco y con una forma de huevos estilo Dalí. Ese era el objetivo principal de su arquitecto: provocar una sensación de extrañeza y curiosidad al visitante, diferenciando la arquitectura que podemos encontrar en la ciudad. ¡Muy excéntrico!

 

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios