#RevistaGala Andrés Espinoza :  “Las oportunidades no llegan, se buscan”

-

- Publicidad -

¡Querer es poder! Un futuro ingeniero en producción, soñador, trabajador e impulsivo, quien ha dedicado los mejores años de su vida a cumplir la meta de convertirse en un empresario exitoso. Entre telas, botones y mucha elegancia, ha solidificado sus sueños en algo tan real como él mismo

- Publicidad -

Con 22 años, Andrés Espinoza, es capaz de inspirar a muchas personas a emprender y lograr lo que se propongan. Un joven con gran carisma y elocuencia, tiene esa chispa que hace falta para triunfar en un peleado campo de batalla, como es el emprendimiento en nuestro país.

Su primer riesgo fue mudarse a Caracas, se le presentó la oportunidad de estudiar en la Universidad Metropolitana, la carrera que siempre soñó y además, siguiendo la línea de ingenieros que hay en su familia y que tanto despertó su curiosidad por “hacer funcionar” las cosas; el mismo empeño que le ha puesto a su marca de camisas para hombres, que cada año se consolida más en el mercado.

A pesar de su apretada agenda, Andrés es una persona con la que podríamos pasar tardes enteras hablando y contando anécdotas, en especial sobre sus andanzas en este mundo al que muchos les da miedo arriesgar y él lo ha hecho sin rendirse nunca; pero primero, nos adentramos en los primeros pasos que dio para descubrir su verdadera pasión.

- Publicidad -

¿Cómo eras cuando estabas pequeño? ¿Qué te gustaba hacer?

Estando pequeño, era muy inquieto. Viniendo de una familia de ingenieros, me imagino que ver a mi abuelo arreglando todo lo que se dañaba, hizo que le agarrara gusto a desarmar juguetes, sillas y todo lo que se atravesara.

Mi niñez también estuvo marcada por el cambio constante. Viví con a mi mama en Mérida, New Jersey y Barquisimeto, eso me permitió conocer muchas personas, ambientes y formas de vivir, abriéndome los ojos a un mundo lleno de nuevas experiencias.

Tus padres… ¿Cómo es tu relación con ellos?

Mi padre murió cuando era pequeño, tenía apenas un año, por lo que sólo lo conozco a través de fotografías y anécdotas, él para mí, es el mejor ejemplo del legado de amor que puedes dejar en el mundo. Sin embargo, me considero afortunado por todas las personas que suplieron su roll de alguna u otra manera en mi vida. Por otro lado está mi mamá, para mí  ella lo es todo, ha entregado su vida, lo que tiene y lo que no, para darme las oportunidades de ser mejor. Más allá de eso, es también una fuente de consejos y amor infinito, no creo que hubiese podido hacer nada sin ella a mi lado.

¿Cuándo decidiste aventurarte en el mundo del emprendimiento?

Desde que llegué a Caracas tenía la inclinación hacia el mundo del emprendimiento. Poco a poco fui rodeándome de personas que estaban fundando empresas, eso me dio la confianza para emprender a temprana edad. Junto a mi primo, ideé un sinfín de proyectos que nunca pudimos materializar, pero comencé a contemplar la oportunidad de realmente comenzar mi primer emprendimiento. Comencé haciendo trajes de baño para caballero junto a dos amigos, fue una gran escuela de aprendizaje, experimentamos las grandes alegrías, frustraciones y trabajo, pero también ahí supe que esto era lo que me realmente gustaba.

¿Cómo nació Cabanna?

Luego de no poder continuar con los trajes de baño, busqué otras opciones en la misma área, ahí surgió la idea de hacer camisas. El punto de quiebre, fue la visita de Juan Casimiro a Venezuela por un taller que estaba dictando en el IESA, él se interesó mucho en el proyecto, luego de varias reuniones, entre Caracas y Margarita, creamos un concepto de marca dirigido a lo social, siendo él el principal apoyo económico para el lanzamiento de la empresa, a través de Casimiro Global.

¿A qué crees que se debe tu éxito?

No considero que haya alcanzado el éxito todavía, hace falta mucho camino por recorrer.La persistencia es una de las actitudes que ha hecho mantenerme creando y buscando soluciones para seguir en esto durante más de 4 años.

La pasión por lo que haces y la capacidad de trasmitirla a las personas que están contigo, ayudando al crecimiento de la empresa, es fundamental. La atención a los detalles, la toma de riesgos controlados, me han ayudado a hacer de Cabanna lo que es hoy.

Consejos le darías otros jóvenes que como tú, desean emprender…

Como principal consejo, les digo que el momento perfecto para hacer lo que quieren nunca va a llegar. Si tienen una idea en la cabeza fórmense primero, pero no dejen que el miedo de no saber lo suficiente les impida lanzarse al agua. Muchos aprendizajes, si no es la gran mayoría, vienen del ensayo y el error.

También que el dinero nunca es el fin. No hay nada de malo en querer tener estabilidad económica, pero trabajen porque realmente les gusta lo que hacen. Enamórense de su idea y sueñen a donde pueden llegar. Busquen hacer un cambio, todo lo demás caerá por consecuencia.

 

 

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -

Más leido hoy

El Mal de Chagas en Venezuela: una enfermedad latente y subregistrada #14Abr

El 14 de abril se conmemora el Día Internacional del Mal de Chagas, una enfermedad desatendida y subregistrada en Venezuela que afecta a 6 millones de personas.
- Publicidad -

Debes leer

- Publicidad -
- Publicidad -