FOTOS: Tragedia familiar tras accidente en Cabudare

José Manuel Zaá | Fotos: Ángel Zambrano |

Lo que era una noche de diversión para cuatro primos se convirtió en una tragedia para toda una familia, cuando, la madrugada de este jueves, el vehículo en el que se trasladaban los cuatro jóvenes se estrelló en la Intercomunal Barquisimeto-Cabudare, frente al Centro Comercial Terepaima del municipio Palavecino, estado Lara.

El resultado del accidente fue fatal. Tres chamos murieron y uno resultó considerablemente herido.

Las víctimas fatales fueron Alejandro Vielma, de 21 años de edad, Jorge Luis Mendoza Villegas, de 21 años de edad; y un adolescente de 17 años de edad.

“Esto es un dolor muy grande. Se nos fueron los tres de un solo golpe”, se lamentaba un integrante de la familia a las afueras de la morgue del Hospital Central Universitario Antonio María Pineda (Hcuamp) de Barquisimeto.

Sospechan explosión de un caucho

Se supo que dos vigilantes del centro comercial ayudaron a salvar la vida de Roalni Rafael Alvarado Mendoza, de 23 años de edad, quien quedó atrapado en el amasijo de hierro luego del siniestro y pudo salir antes de que el fuego se apoderara del vehículo.

Estos vigilantes dieron a conocer que todo sucedió como a las 4:00 a.m.; hora en la que escucharon una explosión. Segundos después ocurrió la colisión.

Aparentemente la explosión de uno de los cauchos traseros y el exceso de velocidad, provocaron que Vielma –dueño del vehículo- perdiera el control del Mazda 3 –de color vinotinto y placas KBL63X-.

El carro que iba sentido oeste-este saltó hacia la acera, se llevó por delante una palmera y se estrelló –aparentemente de lado- con un robusto árbol que está frente al Terepaima de Cabudare.

Por el impacto –que supuestamente afectó el tanque de gasolina- se inició un incendio desde la parte trasera del automóvil.

Según los relatos, los vigilantes auxiliaron a Roalni Rafael y casi instantáneamente las llamas se propagaron en el interior del Mazda. El fuego consumió parte de los cuerpos de los hoy occisos, aunque los rostros estaban reconocibles.

Los Bomberos de Palavecino fueron notificados casi en el acto, pero hicieron presencia con un cisterna aproximadamente 30 minutos después; a pesar de que la sede de este cuerpo de rescate se encuentra a uno 150 metros del lugar del hecho.

“Si los bomberos hubiesen llegado rápido esas personas no se calcinan. Además, no tienen ni ambulancia, al herido tuvieron que sentarlo en la acera y trasladarlo en carro particular”, se quejó una persona que prefirió mantenerse en el anonimato.

Iban para Villa Roca

Después de recibir el 2018 en su pueblo, Jorge Luis, Roalni Rafael y el chamo de 17 años, viajaron desde Quíbor hacia Cabudare para pasar unos días con su primo Alejandro, quien estaba residenciado con sus padres –hijo único según un familiar- en la urbanización Villa Roca, situada en la misma Intercomunal; a aproximadamente 100 metros del sitio del acontecimiento.

En diciembre de 2017 también habían compartido unos días en Palavecino y entre los planes de estos jóvenes estaba regresar a la capital del municipio Jiménez este jueves; sin embargo, el destino depararía otra cosa.

Un familiar de los primos explicó que los cuatro habían pasado la noche ingiriendo bebidas alcohólicas en Villa Roca, como normalmente lo hacía. Jugaron videojuegos y salieron en horas de la madrugada con rumbo desconocido.

Tras la partida Jorge Luis queda sin padre una pequeña. Mendoza Villegas era agricultor desde su infancia y se desempeñaba en Piedra de Ojo (cerca de Quíbor, hacia Cubiro).

Vielma, por su parte, estudiaba en la Universidad Yacambú.

Familiares aseguraron que el menor de edad se había graduado de bachillerato el año pasado y que estaba planeando ingresar a la universidad próximamente.

Asimismo, trascendió que el único sobreviviente del accidente tiene fractura de fémur y politraumatismo generalizado, aunque se recupera en el Hcuamp.

 

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios