#RevistaGala Mitos y realidades…: “Desayune como rey, almuerce como príncipe y coma como mendigo”

Andrea Joseph @Galalarevista/andreajosephsilva |

¿Cuántas veces hemos querido hacer dieta y nos guiamos por simples mitos? Esa, es la historia de muchos, pero, hay comidas que les afecta a unos organismos más que a otros…

Vivimos en una sociedad que está continuamente bombardeándonos información acerca de tener una vida más saludable… y en vez de aclarar todas nuestras dudas, lo que hace es confundirnos más. Ahora, hay un creciente interés por todo aquello que suponga mejorar el bienestar de las personas y la idea de vivir “más años”, pero en realidad, frente a este tema, se tejen muchos mitos que se prestan a malentendidos.

Mito 1.  El pan oscuro beneficia más que el pan blanco

El color oscuro del pan, no significa que contenga mucha fibra. El contenido calórico de ambos tipos de pan es prácticamente idéntico, por lo tanto, te puede subir de peso igual que el exceso de pan blanco; los panes más saludables y ricos en vitaminas, son los integrales sin levadura.

Mito 2. El sushi es una comida dietética

Los roles en sí no afectan la figura de una persona, aunque, el arroz blanco que se utiliza en la preparación, no es el producto más “dietético” del mundo. El mayor peligro lo causan la salsa de soja, la mayonesa y el queso crema, que son calóricos.

Mito 3. La sal engorda

La sal no engorda, porque, al igual que las vitaminas y los minerales, no aporta calorías, pero sí favorece a la retención de líquidos, por lo que es mejor consumirla con extrema moderación.

Mito 4. “Los nervios me hacen engordar”

El aumento de peso lo origina una ingesta excesiva de alimentos con un alto contenido energético, que se ve favorecida en determinados estados de nerviosismo o ansiedad.

Mito 5. Los jugos son igual de saludables que las frutas

Los jugos prácticamente no contienen la fibra valiosa, ya que la cantidad de minerales se reduce considerablemente durante su preparación, por lo tanto, es preferible consumir todas las frutas enteras y frescas.

Mito 6. Es malo consumir bebidas frías, se deben consumir preferiblemente tibias

La realidad, es que lo más importante es tener un aporte suficiente de líquido para mantener una buena hidratación durante el día, independientemente de la temperatura a la que se tomen las bebidas.

Mito 7. “Entre menos comas, más adelgazas”

¡Esta es una idea equivocada, totalmente falsa! Comer menos provoca lentitud en el metabolismo, ya que cuando toca la hora de comer, tendrás tanta hambre que querrás consumir más alimento del habitual.

Mito 8. La papa no es apta para obesos

El aporte calórico de la papa es comparable al de otros alimentos ricos en almidón; el índice glicémico, varía dependiendo de factores como la preparación y el grado de cocción, es decir, una papa cocida con cáscara es diferente al puré y las papas fritas… estas últimas, son las que más afectan la salud.

Mito 9. La fruta se come antes de almorzar

Una fruta aporta los mismos nutrientes antes o después de las comidas. Si se ingiere antes, produce saciedad, ya que contiene fibra. El orden en que se consumen los alimentos…¡no influye en el total de calorías diarias!

 

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios