#RevistaGala Un pedazo de inframundo en la tierra…: Volcán Nyiragongo

Andrea Joseph @Galalarevista/andreajosephsilva | Fotos: Tom Pfeiffer |

Con unos impresionantes 3.470 metros de altura, está localizado cerca del lago Kivu, en el Parque Nacional de Virunga, específicamente en la República Democrática del Congo; es uno de los más activos del mundo, con un registro de 50 erupciones en los últimos 150 años…

Dicen que el ser humano se adapta a todo lo que está a su alrededor y en este caso, la ciudad de Goma… podría ser un ejemplo. Una ciudad entre dos volcanes activos y un lago explosivo, además de ser escenario de una guerra interminable por sus tierras; este suburbio, cuenta con una población de 160.000 habitantes y está apenas a una veintena de kilómetros del Nyiragongo. Distintos científicos concuerdan que vivir en esta localidad es para los más atrevidos, ya que el volcán, es particularmente activo debido a su ubicación, situado justamente en las dos partes de la Meseta Africana que se están separando; este movimiento, produce una gran cantidad de dióxido de azufre en el ambiente, lo que causa problemas respiratorios e incrementa la posibilidad de lluvia ácida en el lugar.

Esta majestuosidad natural, no sólo llama la atención por sus dimensiones, sino que destaca entre los sueños de los aventureros por tener el lago de lava humeante más grande del mundo con unos 2 km de ancho, ubicado en el centro de su cráter, que fue descubierto  en 1894 por el explorador alemán, Adolf von Gotzen. Las burbujas de gas, forman olas de lava que baten contra el borde, formada por “melilite  nephelinite”, un tipo de roca volcánica alcalino-rica, cuya composición química puede ser un factor en la fluidez inusual de esta lava. Mientras que la mayoría de desechos volcánicos se mueven lentamente y rara vez suponen un peligro, los del Nyiragongo, pueden correr hasta 100 km/h, debido al bajo contenido en sílice… es decir, al estar en medio de una erupción, hay que literalmente “correr por su vida”.

Atractivo mortal…

De tipo Estratovolcán, esta peligrosa caldera tiene un color tan rojo, que deja una estampa única en los ojos de los visitantes; con temperaturas en torno a 1.200 °C, las burbujas de gas ascendentes estallan y pueden salpicar lava a 20 metros de distancia, aunque, al entrar en contacto con el aire, inmediatamente se enfría y forma placas sólidas sobre la superficie. El Nyiragongo, produce erupciones laterales con lava muy fluida y en dos ocasiones, ha arrojado roca fundida, devastando sin contemplación la ciudad de Goma. Por increíble que parezca, tras las últimas catástrofes y los constantes temblores, que podrían desestabilizar los gases de metano y anhídrido carbónico en el fondo del lago Kivu, la población que había huido para refugiarse en algún tiempo atrás, no le teme al volcán y regresó para vivir en sus devastados hogares nuevamente.

Erupciones…

El 10 de enero de 1977, la lava rompió las paredes del volcán y se desplazó a 100 km/h hacia Goma, acabando con los sueños de casi 100 personas. Años más tarde, el lago de lava volvió a formarse y ”la ciudad más peligrosa del mundo”, enfrentó una nueva desgracia. La erupción del Nyiragongo el 17 enero de 2002, desplazó a 500.000 personas, unas 147 personas murieron de asfixia y por derrumbes a causa de terremotos, al menos 4.500 edificios fueron destruidos y cerca de 120.000 personas quedaron damnificadas, sumando a eso, la destrucción del 80% de las infraestructuras comerciales por el paso de la inclemente lava. Inmediatamente después de la erupción, un gran número de sismos se sintieron en Goma y Gisenyi durante unos tres meses, que causaron el colapso de más edificaciones.

El volcán sigue activo con aires de dióxido de azufre, pero la alarma subió de nivel, al descubrirse una nueva boca en el borde noreste del cráter, lo que algunos temen, es que esto pueda dar lugar a una erupción lateral en cualquier momento.

Un hermano…

En contraste con el empinado Nyiragongo, su acompañante, el Nyamuragira, es un volcán ancho y de poco ángulo, que se eleva a 3.058 metros y posee una caldera de 2 x 2,3 km. Desde 1882, el Monte Nyamuragira ha entrado en erupción más de 34 veces, pero lo más impactante es que sólo 14 km separan a estos dos monumentos, que están tan coordinados que a veces entran en erupción al mismo tiempo.

Tenemos claro que una visita a la ciudad de Goma, sería interesante, pero se ha detectado un aumento en la actividad volcánica en la región y pronostican una nueva erupción de los dos volcanes para los próximos meses. ¿Te atreverías a ir de excursión?

 

 

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios