Médicos Unidos: pacientes se complican hasta morir

Lorena Quintanilla Muñoz | Fotos: Archivo y Stiven Valecillos |

El colapso del sector salud es innegable. Aunque las autoridades se nieguen a reconocer la crisis la realidad se superpone. El país les estalla en la cara a diario mediante innumerables protestas. Todos los días mueren venezolanos por la escasez de medicinas e insumos.

Médicos Unidos, ONG aliada de los pacientes crónicos, elevó un pronunciamiento a la opinión pública con el fin de impulsar acciones en pro de la vida.

La doctora Luzmila Leal Moreno, representante de la organización en Lara, sostiene que en estos dos últimos años se ha agudizado la crisis del sector salud.

“El sector se deteriora cada vez más y no hay respuestas adecuadas por parte de las autoridades”, destaca.

Preocupa el desabastecimiento de medicamentos, de insumos y equipos que no tienen reparación, aunado a la irregularidad en los tratamientos que demandan los pacientes crónicos.

La gente no consigue sus medicinas en ninguna parte y muchos de los que requieren un tratamiento especial deben buscarlo fuera del país.

“Aquellos que no pueden hacerlo simplemente se están complicando hasta morir”.

Es hora de que las autoridades sanitarias reconozcan que existe una crisis humanitaria, indica Leal Moreno.

La internista agrega que hay graves fallas en los insumos y en las siete unidades de diálisis del estado Lara.

Los pacientes oncológicos tampoco tienen suerte. Las unidades de radioterapias no funcionan y aquellas que medianamente prestan el servicio son costosísimas.

“El mantenimiento de esos equipos se paga en dólares, además, de los cinco medicamentos para una quimioterapia que debe recibir un paciente oncológico solamente recibe uno por parte del IVSS”, completa la entrevistada.

Transfusiones sin la serología completa

Asimismo explicó que para una transfusión es preciso analizar la muestra de sangre con siete reactivos, que no tiene el Banco de Sangre del hospital. Ni siquiera los laboratorios privados tienen reactivos.

“En una emergencia de vida o muerte los médicos se han visto en la necesidad de hacer transfusiones sin la serología completa, sin haber determinada Chagas, hepatitis B o C, HIV, VDRL, entre otros”.

Por otra parte refirió que el éxodo es muy grave. En las emergencias del Hospital Central, en las salas de hospitalización, quirófanos de los principales hospitales del Estado hay un éxodo importante, al punto que la enfermera asume una carga mayor, por ende, la calidad de la atención no es la misma.

“Muchas enfermeras de la emergencia del Hospital Central han sido movidas a la Unidad de Cuidados Intensivos. El éxodo de bioanalistas también es muy alto, mientras que el Colegio de Odontología reporta que muchos están haciendo un curso de asistente odontológico en la UCV para irse del país. La semana pasada renunciaron dos residentes del posgrado de cardiología del Hcamp”.

Misa de las batas blancas

El doctor Wiston Jiménez, médico internista, inmunólogo y miembro de la junta directiva de Médicos Unidos en Lara, invita el próximo domingo 11 de marzo a las 10:00 de la mañana en la Catedral de Barquisimeto, a la misa de las batas blancas en conmemoración del Día del Médico.

En cada iglesia del país, en consonancia con la Conferencia Episcopal Venezolana, se leerá el manifiesto sobre la grave situación de salud que vive Venezuela, denominada por los médicos como “La noche más oscura de la salud en Venezuela”.

“Hemos retrocedido unos 40 años en materia de salud, lo que repercute en una diáspora innegable, decenas de enfermeras han desertado de los hospitales, así como centenares de médicos”.

Déficit de medicinas, insumos y medicamentos, deterioro de las infraestructuras de salud, éxodo, muerte de pacientes, entre otros temas, contempla el manifiesto.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios