#OPINIÓN Venezuela ingresó a la UCI

Lenin Valero | Foto: Archivo/Referencial |

Su estado es crítico con pocas probabilidades de vida. Su deterioro físico hace pensar en la necesidad de construir un nuevo país, porque la Venezuela del 19 de abril de 1810, la misma de este 19 de abril de 2018, se está muriendo en la Unidad de Cuidados Intensivos por falta de democracia. Su situación es muy compleja. Tiene tiempo sin ingerir alimentos ni medicinas, no tiene dinero para sostenerse, le robaron todo lo que tenía, nadie le entregó más cuentas y los que le cogieron el dinero los vieron en Semana Santa con sus yates. Entretanto a ella, antes de ingresar a la UCI, la vieron en la calle recogiendo restos de comida en la basura.

¿Cómo hacer para que nos escuche si está en la UCI, cómo hacer para que lea esta nota si se está muriendo? Alguien debe decirle que hemos pensado cambiar, pero seguro que nos dirá que ya no hay tiempo porque siente que el comunismo la asfixia y no encuentra oxigeno para sobrevivir. Ella sabe que el voto la oxigena, pero si es puro, si el voto es libre y democrático; el otro, el voto contaminado, es veneno que la ahoga. ¿Qué opción tenemos? Si el gobierno lo que desea es implantar un sistema a lo cubano, a lo ruso, a lo Stalin o a lo Fidel y matar la democracia representativa. Si el simulacro electoral se produce el 20 de mayo, el gobierno levantará el puño y nosotros veremos salir de la UCI el cadáver de nuestro país.

La mayoría de los países democráticos del mundo han dicho que no reconocerán el resultado de ese simulacro electoral del 20 de mayo. Los presidentes de los países de nuestro continente que habrán de participar en la VIII Cumbre de las Américas, a realizarse el 13 y 14 de este mes de abril en Lima, Perú, tocarán el grave problema de Venezuela, sin la presencia de su Presidente, Nicolás Maduro, quien no es invitado al evento, a pesar de su insistencia en participar. No sabemos qué podrán acordar los presidentes de nuestro continente, pero lo que haya que hacer para oxigenar a Venezuela y no muera en la UCI, donde se encuentra recluida, los venezolanos estamos dispuestos a todo y si hemos de morir con ella, moriremos, pero sobre nuestras cenizas nacerá un nuevo país, libre como el viento. Nuestros hijos, nuestros nietos serán libres, no esclavos de un estado totalitario. La lucha será hasta vencer.

El mundo debe saber que nosotros queremos votar mucho más que nunca antes, pero la convocatoria para el 20 de mayo no es para una elección verdadera, es un simulacro sin cronograma electoral, sin campaña, sin haber designado a los dos nuevos rectores del CNE, con la mayoría de los partidos inhabilitados y los líderes de la oposición presos, perseguidos o exiliados, nadie conoce el registro electoral, no se sabe quién puede votar o no, es un secreto saber cuáles son los venezolanos que podrían votar libremente en el exterior, cuál es la libertad o la oportunidad que tendrían los candidatos para la utilización de los medios de comunicación social, tanto privados como públicos. Lo que falta es que nos obliguen a llevar una venda en los ojos, y les falta poco, porque muchos son llevados con el “voto asistido” sólo para asegurarse que votarían por ellos. Nuestra verdad es que Venezuela es un país democrático y quiere seguir siendo democrático. Ojalá y pueda salir de la UCI, no sólo por su salud, la salud de la oposición, sino también del gobierno, la salud de todos. Si vamos a unas elecciones libres, Venezuela se salvará. ¡Entiéndalo presidente Maduro!

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios