Enfermeras y educadores de Caracas se unen para reclamar respeto a contratos colectivos vigentes #5Oct

Juan Bautista Salas | Foto: Archivo IMP |

Todos de los sectores afectados por la profundización de crisis socio-económica y humanitaria en el país, se han unido en la lucha para lograr  mejorar las condiciones socio-laborales de los trabajadores, para mejorar la calidad de la prestación de los servicios de salud y atención médica y para lograr elevar los niveles de la calidad de la educación en Venezuela.

En efecto, los trabajadores de la salud, el colegio de Enfermeras, los trabajadores de la educación, maestros y profesores están alzando su voz para reclamar que se mejoren sus condiciones salariales, recordando que los derechos contractuales conquistados por los trabajadores no se negocian ni disminuyen.

Ana Rosario Contreras en representación del Colegio de Enfermeras de Caracas y Edgar Machado actuando en su calidad de presidente del sindicato venezolano de maestros Sinvema DC, hacen un llamado a sus agremiados a que se sumen a la lucha por lograr la plena vigencia de los contratos colectivos vigentes y debidamente firmados por las distintas autoridades del ejecutivo nacional.

Para este viernes 5 de octubre, está previsto consignar ante la Inspectoría nacional de trabajo, un documento conjunto de todos los distintos gremios y sindicatos que hacen vida activa en la región capital, para solicitar que no sea el propio ejecutivo nacional y las distintas autoridades de los entes respectivos los que desconozcan y violen lo establecido y conquistado por las largas luchas de los trabajadores venezolanos.

Destaca Contreras que cuando el gobierno nacional pasa de un salario mensual de un dólar (seis millones de Bs. F o 60 Bs.S)  a un salario mensual de 30 dólares (un dólar diario) o  1800 Bs. S, es porque reconoce la aguda situación de precariedad y pobreza en que se encontraba y encuentra a pesar del magro aumento, la casi la totalidad de la sociedad venezolana. Recuerda que los organismos internacionales establecen que un salario igual o  menor a dos dólares es indicativo de una sociedad en pobreza extrema.

Agrega que los trabajadores de la salud están exigiendo un piso de diez salarios mínimos o 18.000 Bs. S, lo que más o menos permitiría equilibrar los costos y adquirir la cesta básica y alimentaria. Igual petición hace Edgar Machado, presidente del sindicato venezolano de maestros distrito capital (Sinvema_DC) como única manera de evitar la aguda diáspora que sufren tan importantes sectores y la profunda depauperación (pobreza aguda) que padecen los trabajadores venezolanos.

Contreras reitera la convocatoria para este viernes 5 de octubre a la plaza Caracas, afirmando que es momento de llenarse de esperanzas y metas, de colocar el miedo de lado y avanzar con fuerza hacia el país que queremos y nos merecemos.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios