Foro Ecoanalítica fijó bases para lograr encaminar el país hacia el desarrollo sustentable #7Nov

Nota de Prensa | NP |

En el marco del foro “Perspectivas 2019” donde surgía la interrogante: ¿Apostar por Venezuela es posible? nuestros directivos Alejandro Grisanti, Asdrúbal Oliveros y Pedro Palma ofrecieron a los asistentes una visión del panorama económico del país en medio de una época de transformaciones y teniendo como escenario una marcada hiperinflación.

El evento contó en primera instancia con la participación de los parlamentarios a la Asamblea Nacional Juan Andrés Mejía, Stalin González y Miguel Pizarro quienes iniciaron la jornada ofreciendo una mirada al panorama político del país y su correlación con la compleja crisis económica que atraviesa la nación.

El diputado Juan Andrés Mejía explicó que pese a los desaciertos dentro de la coalición opositora uno de sus mayores logros en un 2018, que se acerca a su fin, es haber llegado a consensos y a un plan mínimo de Gobierno que tiene el apoyo de distintos factores el cual se ejecutaría cuando ocurra un cambio de rumbo.

Aseguró que la ruta está trazada en pro de atender las necesidades del ciudadano de a pie. Comentó que la oposición ha logrado, en los últimos meses, ponerse de acuerdo en temas económicos complejos.

Por su parte, Miguel Pizarro manifestó que la transformación en el país se dará “el día que nosotros nos hagamos cargo de las acciones, de las decisiones”. “La presión internacional es clave para poder salir de lo que estamos viviendo, pero también es necesaria la presión interna organizada, la capacidad de construir esperanza y la fuerza y determinación”.

En su derecho de palabra el parlamentario, Stalin González, precisó que es importante rescatar la confianza y la credibilidad de los políticos en los ciudadanos. En su intervención comentó que hay una ruta en la que han trabajado para hacer que las cosas sean distintas: “La primera: la unidad; la segunda: entender al país y el descontento de la gente; la tercera: tener una visión país y trabajar en ella; y la cuarta: buscar apoyos y divisiones dentro del gobierno”.

Liquidez monetaria ha crecido 39.000 % en un año

El economista y director de la firma, Pedro Palma, destacó que el dinero que crea el Banco Central de Venezuela (BCV) ha disparado la liquidez monetaria a 39.000 % entre octubre de 2017 a octubre de 2018. “La decisión del gobierno es caer en enormes déficits para poder seguir cumpliendo con el gasto público”.

Aunado a ello la caída de los ingresos reales, no petroleros, ha sido superior al 80% lo que “nos lleva a niveles del año 1950”.

Para el especialista gran parte del financiamiento del BCV ha sido dirigido hacia PDVSA, debido a los severos problemas de flujo de caja que tiene la estatal petrolera. De igual forma alertó que el fantasma del default sigue estando presente con deudas cercanas a los US$ 6.337 millones.

En cuanto al tema inflacionario advirtió que el rubro de alimentos tuvo una inflación de 42% en la última semana de octubre. Argumentó a su vez que se ha ido acentuando la dolarización “no formal” de la economía.

Además, las importaciones realizadas por los privados se continúan desarrollando en base al dólar paralelo. “25 % de las importaciones de los privados se hace en base a un dólar libre con unas implicaciones inflacionarias importantes”.

Según las previsiones de Palma el nivel de la producción petrolera venezolana caerá y podría ubicarse por los 500  mil barriles diarios, lo cual impediría al gobierno garantizar un buen flujo de caja.

Cambios en la arquitectura financiera para enfrentar la hiperinflación

 Asdrúbal Oliveros destacó que apenas el país atraviesa la etapa intermedia de un periodo hiperinflacionario que presionará enormemente al gobierno de cara a 2019.“El gobierno enfrentará un déficit de divisas cercano a los dos tercios de los ingresos esperados por lo que se prevé dentro de los escenarios que continúe el ensayo y error en política económica mientras la hiperinflación se agudice”, advirtió.

Indicó que las sanciones en el tema del oro si tienen un peso importante para el gobierno por lo cual apostarán a una nueva arquitectura financiera, a fin de mitigar ese impacto.“En los regímenes democráticos, los ciclos hiperinflacionarios, son más cortos y desencadenan cambios de gobierno, mientras que en esquemas autoritarios, los ciclos se hacen más largos y solo provocan un reacomodo de la facción gobernante”.

Oliveros destacó aspectos importantes a tener en consideración para lograr sobreponerse a los efectos de la “hiper”.“En materia empresarial planificar un día a la vez, se debe optimizar los procesos, garantizar la buena remuneración del talento humano”.

Sugirió aprovechar el efecto de las remesas, que se potenciará el próximo año, así como el diferencial existente entre divisas del mercado al menudeo y divisas en mercados corporativos ya que según sus propias palabras es un “dólar barato” que aún no ha sido indexado a la inflación.

Deterioro del Ingreso y pérdida del poder adquisitivo

Alejandro Grisanti dentro de su intervención alertó que las importaciones de alimentos y medicinas han caído alrededor de 70% y 80 % respectivamente en los últimos cinco años, mientras que Venezuela sextuplicó sus niveles de endeudamiento sin generar crecimiento de su economía.

Detalló que el deterioro del poder adquisitivo del salario debido a la hiperinflación, al encarecimiento de los precios, y a la escasez de bienes y servicios ha golpeado la capacidad de compra del venezolano. “En agosto de 2018 se tenía que trabajar 930 horas para comprar un kilo de queso”.

Sugiere que una de las estrategias de rescate y recuperación pasa por el financiamiento internacional. “Las políticas prioritarias son empoderar al ciudadano, levantar la restricción externa, restablecer mecanismos de mercado, reestructuración de la deuda externa y mejorar el cuadro fiscal”.

 

 

 

 

 

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios