#PulsoEmpresarial Gestione en sus equipos moral alta

Msc. Julio César Vargas |

Lo que en realidad ayuda a los equipos a dar lo mejor de sí es la moral alta. Esta puede ser una gran diferencia. Cuando un equipo tiene una moral alta no solamente debe tratar con cualquier circunstancia que se le presente sino que el mismo equipo las crea. La moral es uno de los elementos esenciales en la generación de las circunstancias adecuadas para que cualquier estructura actúe a un nivel superior. Si el equipo está ganando, entonces la moral esta alta; y si la moral esta alta, entonces está en una posición de ganar. Por consiguiente ¿Qué es primero, la moral alta o ganar? La moral alta convella a una organización ser ganadora; en consecuencia una moral alta  permite a una organización ser:

Un elevador: cuando un equipo tiene la moral alta, la actuación de sus integrantes sube a un nivel superior. El equipo se enfoca en su potencial, no en sus problemas. Sus miembros se vuelven más comprometidos. Los miembros de la organización están confiados y tal confianza les ayuda a actuar en un nivel superior. Cuando los miembros de una organización poseen una baja moral, estos comienzan a enfocarse en los problemas. Baja el nivel de compromiso. El equipo ahuyenta a otros en vez de atraerlos y se de dedican a las individualidades en vez de enfocarse en el resto el equipo.

Un energizador: otra cosa que la moral alta hace por los equipos de trabajo es darle energía. Todos se mantienen andando y corriendo. Ninguna cima parece alta. Ningún proyecto parece demasiado difícil. Ninguna carrera parece demasiado larga. Su entusiasmo se levanta junto con su energía, y el equipo comienza a desarrollar un ímpetu que raya en lo imparable.

Un emancipador: la moral libera a los miembros de los equipos de trabajo, al ganar se crea espacio para respirar; un buen equipo con moral alta utilizara ese espacio para tomar riesgos e integrar nuevas cosas que de otra manera no lo haría. Se detiene para hacer preguntas que de otro modo no lo haría. Al hacer esto urge la creatividad y la innovación. Al final la moral alta libera al equipo para alcanzar su potencial.

Reconozca la moral en las organizaciones

Para reconocer en que clase de moral se encuentra los miembros de un equipo de trabajo, se debe considerar las siguientes etapas:

Etapa 1: Moral escasa, el líder hacer todo: no hay nada más desagradable que estar en quipo cuando nadie quiere estar en él; si eses es el caso, el equipo generalmente es negativo y desesperanzado, si usted se encuentra en tal situación las acciones son:

Investigue la situación:lo primero que debe hacer es prestar atención a los que los miembros de la organización están haciendo mal. Comience por arreglar lo que esta desarreglado, esto no mejora la moral pero le da una idea de la razón de la moral baja y poder tomar acciones.

Inspire confianza: la única manera que un equipo cambie es que la gente crea en sí misma. Como líder de un equipo usted el iniciador de esa confianza. Muestre a las personas que usted cree en usted mismo y en los miembros de la organización.

Poderosa energía: el deseo de cambiar sin la energía para hacerlo frustra a los miembros de los equipo; para llevar el equipo a un mayor nivel de energía, usted debe estar lleno de energía. Trabaje con pasión y energía y finalmente alguien en el equipo se le pondrá a su lado y se le unirá.

Transmita esperanza:ayude a los miembros de su equipo a ver el potencial del equipo.

Etapa 2: Moral alta, el líder debe hacer pocas cosas: en esta etapa la labor del líder es ayudar a mantener la moral y el ímpetu en alto; para hacerlo debe:

Mantener el equipo enfocado y en curso: la moral alta conlleva a ganar, y al ganar se mantiene la moral. De ahí la importancia de que los miembros del equipo se mantengan enfocados. Si pierden el enfoque o se salen del curo dejaran de ganar.

Comunique los triunfos: algo que ayuda mucho a las personas a mantener su rumbo es hacer que lo están haciendo correctamente. Usted puede señalar eso comunicando los éxitos al equipo y por último

Elimine lo que dañe la moral: una vez que el equipo está rodando en la dirección correcta, manténgalo en curso.

La alta moral en los equipos de trabajo añade sinergia, crea holismo y estimula la participación entre los miembros de la organización; aspectos que son tan necesarios en las empresas Venezolanas para mantener fidelizados a los clientes internos; tal como menciono el célebre escritor Norteamericano Henry D. Thoreau cuando señala: “La moral no consiste sólo en ser bueno, sino en ser bueno para cualquier cosa”

 

Redes sociales:

Twitter:@jvargaslara

Facebook y correo electrónico[email protected]

Instagram: @jvargascalles30

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios